Alexander Succar llegó este año al Huachipato de Chile, club en el que está a préstamo hasta final de temporada. El delantero pertenece a Sporting Cristal. (Foto: Facebook de Huachipato)
Alexander Succar llegó este año al Huachipato de Chile, club en el que está a préstamo hasta final de temporada. El delantero pertenece a Sporting Cristal. (Foto: Facebook de Huachipato)
Renzo Galiano Sedán

Cada día que se levanta solo piensa en el presente. No obstante, en algunas ocasiones se proyecta al futuro y se visualiza vistiendo, otra vez, la camiseta de la selección peruana. "Me encanta la idea de representar al país", dice con mucho entusiasmo en diálogo con El Comercio. Es consciente que la misión no será sencilla, sobre todo porque se aproxima la Copa América. Pero él no ha tenido ningún reto fácil en la vida desde que se decidió a ser futbolista.

¿Cómo se dio tu préstamo a Huachipato?

- Salió de la nada. Yo sabía que antes de irme a Suiza me habían llamado de Chile. Existió una posibilidad de Huachipato y Audax Italiano, pero al final decidí irme a Sion. Y cuando regresé me abrieron la puerta acá. Parece que estaban interesados y pasó justo en el momento en que estaba en Cristal.

Entonces no te costó en lo absoluto acostumbrarte al club y a la ciudad...

- No. Después de haber estado en Suiza con otro idioma y estilo de vida, creo que acá en Chile es mucho más fácil de adaptarse que allá.

Alexander Succar celebrando su primer gol con la camiseta de Huachipato en el Campeonato Nacional de Chile. (Foto: Agencias)
Alexander Succar celebrando su primer gol con la camiseta de Huachipato en el Campeonato Nacional de Chile. (Foto: Agencias)

¿Qué aspectos diferentes encuentras en el Campeonato Nacional de Chile a comparación de la Liga 1?

- Es más vertical, un poco más físico. Aquí compiten todos, hasta los más chicos. En Huachipato hay jugadores muy jóvenes que desde pequeños les enseñan a rendir, entrenarse bien con directrices y multas. Al final les enseñan a ser más profesionales. Acá en el fútbol chileno, por lo visto, los árbitros dejan jugar mucho. Eso es una gran diferencia.

Ni bien llegaste a Huachipato, a los días, debutaste en el Campeonato Nacional de Chile. ¿No te llamó la atención?

- Yo estaba en Cristal viendo algunas posibilidades porque estaba Emanuel [Herrera]., el '9' del equipo que ha hecho un récord. Necesitaba desarrollarme de nuevo porque venía de una lesión. Y salió lo de Huachipato porque el '9' se lesionó. No fue nada grave. Ahora está apto. Pero jugué a los cinco días que llegué. Estoy contento de haber iniciado con el pie derecho.

¿No crees que fue algo apresurado tu debut?

- Sí, pero yo ya venía entrenando con Cristal. La lesión también me había dejado con ganas de volver. Todavía siento que puedo dar mucho más, siento que puedo mejorar y siento que tengo que dominar mejor la liga. Con el tiempo se dará. Creo que he avanzado bastante.

Luego de anotar frente Audax Italiano, Alexander Succar festejó por todo lo alto acompañado del resto de futbolistas del Huachipato. (Foto: Agencias)
Luego de anotar frente Audax Italiano, Alexander Succar festejó por todo lo alto acompañado del resto de futbolistas del Huachipato. (Foto: Agencias)

Siendo un futbolista extranjero, ¿crees que deberías dar mucho más?

- Yo pienso que tengo que dar todo lo que me exige mi ambiente y mi presente. Por ser extranjero, como dices tú, y estando en Chile, tengo ciertas responsabilidades con el equipo. Por eso estoy acá.

Hablando un poco de Chile. ¿Cómo es el trato del pueblo con los deportistas peruanos?

- Conmigo todo muy bien. La gente, de hecho, tiene su forma de ser como en cualquier parte del mundo. Pero no ha habido ninguna ofensa. De hecho, mi debut fue muy bien visto porque la gente lo reconoció. En la televisión hablan muy bien de los peruanos.

¿Qué metas te has propuesto con Huachipato?

- Quiero terminar el año de la mejor manera posible como para tener oportunidades en otros lugares. Huachipato es un buen lugar para crecer. Estoy contento de estar acá.

¿Cuál es el compromiso que tienes con Huachipato?

- Hacer goles y tener buenas actuaciones.

Ni bien llegó a Chile, Alexander Succar fue requerido en el Huachipato vs. Audax Italiano, partido en donde convirtió su primera conquista en Chile. (Foto: Agencia Uno)
Ni bien llegó a Chile, Alexander Succar fue requerido en el Huachipato vs. Audax Italiano, partido en donde convirtió su primera conquista en Chile. (Foto: Agencia Uno)

¿Huachipato te da la continuidad que requieres para retornar a la selección peruana?

- Sí. Estar en una liga del exterior como la chilena que es muy pareja y tiene equipos fuertes me foguea mucho. Aparte me dan la continuidad que necesitaba. Me siento un jugador más maduro.

¿Piensas que Ricardo Gareca todavía te tenga en consideración?

- Bueno no lo sé. No sé nada del tema selección. No he conversado con nadie. Cuando estuve lesionado fui a la Videna a recuperarme unos cuantos días. A mí si me gustaría volver.

¿Cuándo fue la última vez que tuviste contacto con Ricardo Gareca o con alguien de su comando técnico?

- Eso fue en diciembre cuando volví de vacaciones. Estuve unas semanas en la Videna para continuar con mi recuperación.

¿En un caso que Ricardo Gareca te requiera te encuentras preparado?

- Sí, claro. Yo para la selección siempre [estoy listo].

Alexander Succar participó en todas las categorías de la selección peruana. (Foto: EFE)
Alexander Succar participó en todas las categorías de la selección peruana. (Foto: EFE)

¿Te causó sorpresa que el último amistoso de la selección peruana haya sido una derrota contra El Salvador?

- Los partidos son así. Sé que perder un partido así mueve las redes sociales bastante. A la gente no le gusta perder, pero son cosas del fútbol. Hay que apoyar. Lo mejor es sumar, eso es lo primordial por encima de cualquier otra cosa.

Cierto sector de la prensa llegó a decir que el grupo alcanzó un estado de conformidad en sus puestos. ¿Compartes esa idea?

- No lo comparto. Creo que fue un partido diferente. Tienes a Yotún en México, a Advíncula en España, a Farfán en Rusia. Fue un equipo totalmente extranjero. Son jugadores que se ganaron el lugar donde están. Hay cosas por mejorar, sin duda.

Desde tu perspectiva, ¿cuál es el problema de los delanteros para no poder concretar una chance de gol?

- Bueno hay veces [que la pelota] entra y otras en que no entra. El delantero no puede estar ansioso.

¿Qué sientes que te falta para que nuevamente seas un futbolista seleccionable?

- Tal vez decidí mal mi futuro en Suiza. Venía un año y medio jugando con un espolón calcáneo que no me dejaba tranquilo. Debí parar antes. Después no me arrepiento de nada. Solo pienso ahora en mi futuro, que se hace a raíz de mi presente. Siento que se vienen cosas buenas acá en Chile. Estoy agradecido con el equipo. Solo me queda recuperar mi mejor versión.

Alexander Succar ingresando por Paolo Guerrero en el amistoso entre Perú y Paraguay, desarrollado en la ciudad de Trujillo. (Foto: Agencias)
Alexander Succar ingresando por Paolo Guerrero en el amistoso entre Perú y Paraguay, desarrollado en la ciudad de Trujillo. (Foto: Agencias)

¿Con el inminente regreso de Paolo Guerrero ves disminuidas tus opciones de volver a la selección peruana?

- Prefiero no opinar. Acá me dedicaré a hacer mi trabajo en Chile. Yo solo me debo a mi presente. Si la selección peruana me llama, en buena hora. Yo nunca me voy a retractar o decir que no. Anteriormente he estado en muy buenos niveles como para ir, pero las cosas no salen como uno quiere.

Estamos a puertas del 2020 y seguimos dependiendo en el equipo nacional de Guerero y Farfán. ¿Qué opinas al respecto?

- No veo una dependencia. Son jugadores importantes, pero decir que hay una dependencia es descalificar a los jugadores que se encuentran detrás de ellos como Tapia, Yotún y Advíncula que son pilares del equipo. Hay que buscar alguna solución para sacar adelante los partidos de la Copa América, pero solo perdimos un juego con El Salvador.

Se acerca la Copa América, ¿ese es tu objetivo a corto plazo?

- Desde que estuve en la Sub-18, siempre me gustó la idea de estar en la selección peruana. Por cosas del destino no he podido estar en más de dos partidos. Pero me encanta la idea de representar al país.

Pero sí te agradaría tentar la posibilidad de acudir a la Copa América...

- Sería un sueño hecho realidad jugar una Copa América.

¿Consideras que tú y Beto da Silva son los llamados a liderar la selección peruana en los próximos años?

- Solo el tiempo la va a decir. El fútbol da muchas vueltas. Nosotros tenemos que seguir haciendo las cosas bien. Yo siento que tenemos esa capacidad. Pero también hay otros jugadores como el 'Orejas' [Flores], Tapia. Ellos son de nuestras generación y son los pilares del equipo.

Beto da Silva y Alexander Succar, la última dupla goleadora de la selección peruana en la categoría Sub-20. Hoy ambos militan en el exterior. (Foto: Leonardo Fernández / GEC)
Beto da Silva y Alexander Succar, la última dupla goleadora de la selección peruana en la categoría Sub-20. Hoy ambos militan en el exterior. (Foto: Leonardo Fernández / GEC)

¿Te visualizas como el próximo '9' de la selección peruana?

- Sí. Todavía tengo la meta de llegar a la selección. Siento que mi cuota ha sido demasiado baja. Siendo autocrítico considero que no me alcanza para estar contento con lo que he jugado.

Pedro Aquino, Sergio Peña, Luis Abram y Beto da Silva son futbolistas de tu generación que formaron parte del último proceso al Mundial. Tú no pudiste alcanzarlos en esa meta ¿Qué autocrítica puedes realizar sobre ello?

- Jugué dos amistosos y me hubiera gustado estar en más. De hecho, me sentía en un nivel muy bueno y cómodo. Aparte mi posición es diferente porque compito con Paolo, Farfán y Ruidíaz. Creo que Gareca me ve más como un '9'. En Suiza jugué de extremo y lo hice muchas veces. No me meto en decisiones técnicas. En el Sudamericano Sub 20, al que acudí con los mencionados, me fue bien. Todo a su momento. Si no me ha tocado es porque ya llegará [la oportunidad]. Y cuando me toque ya no soltaré la soga.

Hablando del Sudamericano Sub 20, tú fuiste el goleador nacional en aquella cita. Han pasado dos ediciones y no apareció otro artillero. ¿A qué podemos atribuirle este problema?

- Yo estaba en un buen momento. El 'Chino' Rivera me dio la confianza, me dejó jugar y me permitió hacer mi fútbol. Conocía muy bien al equipo. Demostré mi nivel.

¿Fue un paso atrás marcharte a Suiza?

- No lo creo, porque más allá de la lesión aprendí mucho sobre la liga, jugar afuera y de un país en el que se hablan tres idiomas. Fue una experiencia de vida que me hizo más fuerte. Ha sido un tiempo muy valioso. Tal vez futbolísticamente no era lo que pensé, pero el fútbol es así.

Alexander Succar dejó las filas de la Universidad San Martín para unirse al FC Sion de Suiza. "Me he sentido parte del grupo desde el primer día. Tengo compañeros muy serviciales", comentó. (Foto: Twitter)
Alexander Succar dejó las filas de la Universidad San Martín para unirse al FC Sion de Suiza. "Me he sentido parte del grupo desde el primer día. Tengo compañeros muy serviciales", comentó. (Foto: Twitter)

¿Cómo nació esa lesión que te privó de jugar al fútbol por varios meses en tu periplo por Suiza?

- Yo venía quejándome porque estaba con dolores por un espolón calcáneo, un hueso. Entonces yo jugaba bien 45' minutos, pero a los 60' me comenzaba a doler el tendón y empezaba a cojear. Estuve mal; no sabía lo que tenía. Un día en la pretemporada entrené en la mañana y en la tarde ya no me podía levantar.

¿Te afectó anímicamente esta lesión?

- Sí. Yo llegaba a mi casa, tomaba una siesta, me despertaba para ir a la cocina o al baño y estaba cojo, pero cojo de verdad. Caminaba de puntitas.

¿Fue la lesión más complicada de tu carrera?

- Nunca había tenido una lesión como esta. Yo no sabía lo que era un espolón. Un día me fui a dormir y para el entrenamiento de la tarde no di más. Ahí tiré la toalla. Avisé y me hicieron una resonancia en donde salía que había un hueso que golpeaba el tendón.

¿Cómo fue el post-operatorio?

- Al final me rasparon el hueso y me pusieron un clavito. Fue en los dos pies. Me gané un puesto en el equipo y de un día para otro te tiran una silla de ruedas porque tienes los dos pies enyesados. Fue horrible. Dentro de todo, eso me hizo dar cuenta que no todo es fútbol en la vida, porque hay que cuidarse. La salud lo es todo. La gente que está sana es privilegiada. Después de lo que pasé me di cuenta de lo que era estar en una silla de ruedas. Fue un golpe duro.

¿Cuánto tiempo estuviste en silla de ruedas?

- Estuve apróximadamente un mes.

¿Tus padres te asistieron en aquel momento?

- Sí. Yo me operé en Madrid. Mi padre me acompañó junto con mi representante Óscar Balbuena. Luego de 20 días regresé a Lima para descansar. Regresé después a Suiza, terminé mis terapias y ya recuperado volví a Sporting Cristal.

El atacante nacional, Alexander Succar, anotó su primer gol en el triunfo del FC Sion por la Liga de Suiza. El peruano partió a su primera experiencia europea a inicios de año (Foto: Twitter)
El atacante nacional, Alexander Succar, anotó su primer gol en el triunfo del FC Sion por la Liga de Suiza. El peruano partió a su primera experiencia europea a inicios de año (Foto: Twitter)

En los primeros meses del año se especuló sobre un movimiento a Universitario. ¿Alguien del club se comunicó contigo?

- Supe que hubo un interés.

¿Te hubiera agradado la idea de vestir la camiseta de Universitario?

- Universitario es un club grande. De hecho, cuando escuché la idea de ir para allá, viendo las posibilidades que tenía en Cristal, me pareció una buena opción para mi carrera. Sin embargo, está Denis y también surgió lo de venir a Chile.

Me imagino que te sorprendió la salida intempestiva de Alexis Mendoza en Sporting Cristal...

- Sí. Fue un poco raro.

¿Te sentías cómodo con Alexis Mendoza como entrenador?

- Sí. Me había hecho jugar bastante y me dio la confianza. Él había estado en Junior y yo cuando estaba en la San Martín me enteré que me habían llamado. Sabía que había un interés.

Alexander Succar celebrando un gol con la camiseta de Sporting Cristal. (Foto: Erik Nazario - GEC)
Alexander Succar celebrando un gol con la camiseta de Sporting Cristal. (Foto: Erik Nazario - GEC)

¿Y cómo fue tu relación con Claudio Vivas?

- Fue buena, pero él tenía un equipo definido y yo veía las cosas y me percataba que había mas competencia. Sí podía competir, pero al final los minutos son los que te hacen más jugador. Ahora para mí jugar es como oro en polvo.

¿Él te llegó a decir que no estabas en sus planes?

- No me dijo eso, pero me comentó que tenía a Emanuel, a Cristian y que a veces podía usarme a mí. Entonces saqué mis conclusiones. Justo para esa época salió lo de Huachipato.

¿Cómo fueron tus inicios como deportista?

- Al comienzo jugaba en Cantolao y así como hay muchos chicos que no saben qué hacer con su vida, yo a los 14 años dejé de jugar al fútbol. Tenía la cabeza en otras cosas. Me dediqué a estar con mis amigos y vivir mi vida. Un día me desperté con ganas de volver a jugar. Mis padres llamaron a Kiko Mandriotti y él me dio la oportunidad de nuevo. Me abrieron las puertas en la academia y ahí me había olvidado de cómo era la pelota. Para mí ya era cuadrada [risas].

Durante tu etapa juvenil tuviste un breve paso por Friburgo. ¿Por qué no te mantuviste?

- Pasando al año volví al nivel al que jugaba en el Cantolao. Al año siguiente me llevaron al Friburgo y estuve allá como seis meses. No me sentía cómodo, no hablaba alemán y me sentía solo. Cuando llego a Perú y me ofrecen el contrato profesional en Cristal, me quedo en Cristal.

La vida te dio otra oportunidad con una oferta del exterior del Gremio de Porto Alegre. ¿Qué sucedió en ese caso?

- Era lo mismo porque no se llegó a un acuerdo en el contrato.

Alexander Succar, en el 2012, estuvo a prueba en las divisiones menores del Friburgo. (Foto: La Nueve)
Alexander Succar, en el 2012, estuvo a prueba en las divisiones menores del Friburgo. (Foto: La Nueve)