La demostración de afecto de los seleccionados hacia el chalaco. FOTO: Daniel Apuy.
La demostración de afecto de los seleccionados hacia el chalaco. FOTO: Daniel Apuy.
Renzo Gómez Vega

El fútbol se creó para que los hombres aprendieran a demostrarse afecto. Lo vemos varias veces a la semana desde hace muchos años: el frenesí de un gol despierta que un equipo se abrace, se toquetee, y hasta se estampe besos.

, frente a una multitud de inmigrantes, emociona. Conozco a poca gente que no quisiera un recibimiento así en su primer día: que el grupo te reciba con los brazos abiertos.

Cuando enganchó al salvadoreño en el área y definió con un disparo rasante podía esperar una palmadita en el hombro y, seguramente, algunos gritos de felicitación. Pero difícilmente podía imaginarse que todos se abalanzarían sobre él.

Carrillo fue el primero en celebrar con él. FOTO: Daniel Apuy.
Carrillo fue el primero en celebrar con él. FOTO: Daniel Apuy.

Primero lo cogoteó , luego salió en su búsqueda Wilder Cartagena para levantarlo en peso, luego se sumó Renato Tapia, después Lapadula, Advíncula se trepó sobre ellos y así todos, excepto Gallese que, como todo arquero, está acostumbrado a festejar en solitario.

Todo , sea en club o selección, necesita un padrino. Carlos Zambrano, que corrió desde su área, contaría después que conversó con Reyna en la previa para darle confianza.

Después del cariño vino el ‘apanado’, como un acto ineludible. Cada quien le soltó un manazo al extremo de Cantolao que alguna vez pisó el Mallorca de la Segunda División española.

“Soy un chico de barrio. Nunca me ha intimidado nada”, ha declarado por estas horas en las que algunos se preguntan quién es y de dónde salió. La desgracia de uno es la fortuna del otro: Bryan Reyna cogió el último avión hacia los Estados Unidos tras la lesión de Andy Polo. Con su gol se ha ganado el próximo llamado de Reynoso y la ilusión de una parte del país.

Así como Jefferson Farfán a Haití, Carlos Zambrano a Costa Rica, Christofer Gonzales a Trinidad y Tobago, Carlos Ascues a Panamá, Bryan Reyna ha dejado su huella en su estreno con la Blanquirroja. Que no se la primera ni la última. Que no sea un ave de paso. Preparen los abrazos.


¡PARTICIPA EN LOS #PREMIOSDT!


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más