Renzo Gómez Vega

Los dos pensaron que fue gol. Fue la primera sensación que tuvieron como espectadores desde el sofá de sus casas. Pero luego Alberto Tejada y Gilberto Hidalgo se pusieron el pito a la boca imaginariamente y analizaron el centro de Miguel Trauco a los 91′ como lo que son: dos de los mejores árbitros que ha dado el Perú. Un temple y una mesura que difícilmente se le puede exigir a una hinchada convencida de que el arquero uruguayo Sergio Rochet se metió con pelota y todo. Y que cree, más allá de los audios, los videos y cualquier material audiovisual, que le robaron. Alberto Tejada, árbitro en los mundiales de Estados Unidos 1994 y Francia 1998, responde primero.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más