Perú no pudo en el último amistoso del 2019 ante Colombia. Se cierra un nuevo año de la Bicolor. (Foto: Daniel Apuy - GEC)
Perú no pudo en el último amistoso del 2019 ante Colombia. Se cierra un nuevo año de la Bicolor. (Foto: Daniel Apuy - GEC)
Marco Quilca León

Periodista

marco.quilca@comercio.com.pe

El 2019 de la se puede analizar desde dos ángulos distintos. En números, y , Perú disputó 15 partidos obteniendo los siguientes resultados: cinco victorias, cuatro empates y seis derrotas; es decir, obtuvo el 42,2% de efectividad, el segundo peor porcentaje anual de Ricardo Gareca detrás de los 35,7% conseguidos en su primer año (2015). Pero también llegó a una final de Copa América después de 44 años, una hazaña que puede tumbar cualquier estadística. Entonces, ¿cómo calificamos el año de la Bicolor? ¿Vemos el vaso medio vacío o medio lleno?

Balance de Ricardo Gareca al mando de la selección peruana desde su llegada:

AÑOPORCENTAJE DE EFECTIVIDAD
201535.7%
201657.1%
201773.3%
201847.6%
201942.8%

Lo cierto es que Gareca y su equipo iniciaron el año con el peso y honor de haber disputado una Copa del Mundo. En el Perú ya no se vivía solo de los recuerdos (léase México 70 y España 82), sino del presente de una selección mundialista. No cualquier país tiene ese lujo.

Así informó "El Comercio" la clasificación de la selección peruana a una Copa del Mundo después de 36 años. (Foto: archivo GEC)
Así informó "El Comercio" la clasificación de la selección peruana a una Copa del Mundo después de 36 años. (Foto: archivo GEC)

El total de encuentros disputados en el 2019 por parte de la Bicolor se divide en nueve amistosos y seis cotejos de Copa América. Los partidos de preparación arrojaron resultados irregulares (tres victorias, cuatro derrotas y dos empates): le supimos ganar al Brasil campeón de América, pero también caímos con El Salvador. Panorama distinto se vio en los duelos oficiales, los que realmente importan. En la Copa nos fue mejor: dos victorias, dos empates (igualamos ante Uruguay en los cuartos de final, pero ganamos en penales) y dos derrotas.

¿Qué cambió en la selección a lo largo de estos once meses divididos en 15 encuentros? Acá repasamos las novedades más importantes.

Variantes tácticas

Si el 4-2-3-1 se convirtió en el sistema predilecto del ‘Tigre’, este 2019 el argentino empezó a ser más flexible. Por diversos factores -lesiones o bajos rendimientos-, optó por modificar su dibujo táctico. Con ‘Canchita’ Gonzales en el once optó por un 4-3-3 para tener una salida más limpia en el mediocampo, y terminó el año con un 4-4-2 en el que por primera vez adelantó unos metros a Luis Advíncula para que Aldo Corzo cumpla la función de lateral derecho. Además, juntó a Paolo Guerrero y Raúl Ruidíaz como dupla ofensiva para aprovechar el buen momento del delantero campeón de la MLS con el Seattle Sounders.

Resumen, goles y jugadas del Perú vs. Colombia en Miami (15/11/2019)

Nueva dupla defensiva

En el Mundial Rusia 2018, Pedro Gallese era ayudado a mantener su arco en cero por Alberto Rodríguez y Christian Ramos. Sin embargo, hoy ambos están lejos de la selección. El ‘Mudo’ se vio afectado por la lesión que sufrió en octubre del año pasado a tal punto que no ha podido jugar este 2019; mientras que la ‘Sombra’ regresó al fútbol peruano (Melgar lo acogió) en busca de minutos.

Sin la dupla Rodríguez-Ramos, Gareca probó a Miguel Araujo, Anderson Santamaría, Alexander Callens y Luis Abram. En mayo decidió darle una nueva oportunidad a Carlos Zambrano, quien volvía a vestir la Blanquirroja luego de tres años.

La Copa América sirvió para que Zambrano y Abram se consoliden como la nueva dupla defensiva de la selección. La experiencia del ‘León’ y la madurez del ex-Cristal, a pesar de sus 23 años, se compactaron desde el primer partido y hoy por hoy son inamovibles en el equipo. Son el Rodríguez-Ramos de Gareca aunque ayer Santamaría haya reemplazado a Zambrano.

Luis Abram es uno de los futbolistas que más se consolidó en este 2019. Disputó 14 de los 15 partidos que jugó la selección. (Foto: FPF)
Luis Abram es uno de los futbolistas que más se consolidó en este 2019. Disputó 14 de los 15 partidos que jugó la selección. (Foto: FPF)

La gran pérdida

Cuando no teníamos a Guerrero, Jefferson Farfán intentaba ser el '9′ de la selección. Y lo hizo bien. Pero la ‘Foquita’ también tuvo problemas con las lesiones. De los 14 partidos que jugó Perú en el año, el atacante del Lokomotiv solo estuvo presente en cinco. De hecho, no terminó la Copa América por una lesión en la rodilla izquierda. ‘Jefri’ tampoco ha estado en las últimas convocatorias y, según los informes de su club, recién volvería a inicios del 2020. Por ello se entiende la apuesta de Gareca de jugar con dos puntas para incluir a Ruidíaz como acompañante de Paolo. La idea es que el ‘Enano’ empiece a cuajar en la Blanquirroja como lo hace en el Seattle.

Los retornos

En su búsqueda por agrandar su universo de jugadores, Gareca volvió a confiar en algunos futbolistas que estaban lejos de la selección al igual que lo hizo con Zambrano. El argentino le dio una segunda oportunidad a Carlos Ascues, Josepmir Ballón, Christofer Gonzales. De los tres, solo el volante de Sporting Cristal supo mantener la regularidad y consolidarse en la zona media del campo ante las lesiones de Yoshimar Yotún y Pedro Aquino. Sergio Peña y Cristian Benavente volvieron a ser llamados después de un año para el partido ante Colombia.

La inserción de Costa

Por el 2018 espectacular que tuvo con el Cristal campeón de Mario Salas y su llegada al Colo Colo de Chile, Gabriel Costa, el uruguayo nacionalizado peruano, tuvo su chance con la selección. Y no defraudó. En su debut ante Ecuador, Costa tuvo un buen desempeño y desde ahí no volvió a salir del radar del técnico. Es una muy buena opción como extremo.

Fin de año inesperado

Hasta hace un par de meses, y más allá de las críticas, Christian Cueva era inamovible en el equipo para Ricardo Gareca. Era su jugador preferido y ‘Aladino’ retribuía la confianza dentro del campo: con dos goles es el segundo goleador de la Bicolor en el año detrás de Paolo Guerrero (3 tantos en la Copa América) y junto a Edison Flores.

Sin embargo, después del Copa las indisciplinas de Cueva fueron más constantes al punto de ser separado de su club, el Santos de Brasil, y no ser llamado por el técnico que apostó por él. Hoy está lejos de la selección y de la competición oficial.

El saldo final, dejando a un lado los números, ha sido favorable para Ricardo Gareca y el seleccionado. El 2019 confirma, cuando los puntos están en juego, que la Blanquirroja sigue siendo competitiva.