Diego Maradona rodeado de camisetas peruanas. El '10' intenta patear y cerca están atentos Reyna, Díaz, Olaechea y Gastulo. Observan Valdano y Pasculli. (Foto: Archivo Histórico de El Comercio)
Diego Maradona rodeado de camisetas peruanas. El '10' intenta patear y cerca están atentos Reyna, Díaz, Olaechea y Gastulo. Observan Valdano y Pasculli. (Foto: Archivo Histórico de El Comercio)
/ EL COMERCIO
Jasson Curi Chang

Dentro del Country Club, en el corazón de San Isidro, se arma un improvisado ring de boxeo. Leo Rojas se pone los guantes, Julio César Uribe se cuadra en la otra esquina y Juan Carlos Oblitas separa a ambos en medio como árbitro de la pelea. En unas horas, la selección peruana se enfrentará a la Argentina de Maradona y Bilardo, pero en la concentración solo importa no dar golpes bajos. Comienza la lucha y Roberto Chale, técnico del combinado, no deja de aplaudir y reírse. El resto del plantel acompaña dando hurras para distender los ánimos. El saludo de manos al final entre los pugilistas blanquirrojos solo demuestra la unión del grupo. Por la noche, por si hacía falta, el equipo completo se presenta en un Café Concert de Miraflores, donde dará un espectáculo una vedette argentina. Y más tarde, la fría madrugada limeña termina con una escena que marca a fuego el día que tendrá Luis Reyna.