Dito no pertenece al Programa de Apoyo al Deportista porque no existe federación de snowboard. (Foto: Facebook)
Dito no pertenece al Programa de Apoyo al Deportista porque no existe federación de snowboard. (Foto: Facebook)
Patrick Espejo

Hace muchos años ‘’ comenzó a deslizarse sobre la arena en la Huacachina, allá en su Ica natal. Una y otra vez subía a la parte más alta de las dunas, como si sus piernas fueran biónicas, para deslizarse sobre los sectores más complicados de la pendiente, realizando saltos y maniobras como pocos lo habían logrado. Abrazado por el calor de ese hermoso oasis en medio del desierto, lo hacía tantas veces al día que muchos pensaban que un teleférico o una cuerda podía aliviarle, en parte, el supuesto cansancio.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: La escuela de Tom Brady: casos de deportistas peruanos que compiten sin importar la edad

Pero a él no parecía importarle. . Así que un día, convencido por unos amigos y viendo muchos videos por Internet, decidió hacer un ‘pequeño’ cambio en su objetivo. Pasó del sandboard al snowboard, es decir, de la tabla para la arena, a la tabla para hielo. ¿Pero quién es Dito? Se llama Víctor Chávez García, nacido un 14 de febrero de 1988, y como si la fecha fuese su marca distintiva, le tiene un amor único a la adrenalina de su deporte y a llevar los colores peruanos como un pionero que quiere clavar la bandera en lugares a donde nadie más ha llegado.

El día que tomó la decisión del cambio, cargó su tabla, empacó su habilidad y se transformó. Cambió ‘su cancha’ de arena y los 35° centígrados, por el hielo y las temperaturas de -3 o -4 grados. Y contra lo que muchos pudiéramos pensar, el cambio no solo no lo afectó, sino que le gustó.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: La deuda pendiente en la salud mental del deporte peruano: ¿cuánto se cuida y cómo se trata?

Dice que la técnica es muy similar: deslizarse a toda velocidad, en una superficie irregular, dando saltos, maniobrando esa tabla que suele medir entre 145 y 152 centímetros (casi metro y medio) en una pendiente o ladera. Y sus sueños de arena se convirtieron en triunfos.

Hace dos años, en el 2019, en la hoy añorada época prepandémica, este joven alcanzó su primer pico histórico. Dito alcanzaba su hito. Compitió en el FIS Campeonato Mundial de Snowboard disputado en Park City, en el Estado de Utah, en Estados Unidos. “Estar en la élite de mi deporte es algo que siempre soñé desde niño y que siempre se trabajó. Mucho sacrificio, mucha inversión de tiempo y de dinero, y mucho tiempo estar fuera del país en otros continentes como Europa y Asia”, dijo a El Comercio aquella vez.

Hoy él está en IdreFjall, en Suecia, donde el jueves, viernes y sábado. A poco de cumplir 33 años, espera y cruza los dedos para alcanzar los puntos suficientes que lo pueden llevar, eventualmente, a los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing en el 2022.

El empeño, la perseverancia y el perseguir los sueños hacen que se logren cosas grandes. Y esos sueños los alcanza gracias a que tiene algunas entidades lo respaldan, aunque no él no está en el PAD del IPD pues su deporte no tiene federación (algo que, ojalá, se pueda corregir pronto).

PD. El primer mundialista peruano del 2021 no cambia el panorama doméstico. En el Perú, se sigue esperando que los deportistas puedan regresar a los entrenamientos controlados, en espacios seguros. La frase de Alexandra Grande lanzada a mitad de la semana pasada lo grafica muy bien: “Queremos que el Gobierno nos autorice a entrenar, bajo todos los protocolos, no que aparezcan solo para la foto cuando ganamos una medalla”. Pues bien, esas medallas las ganan en los entrenamientos y las van a recoger a los torneos… y por ahora, no podrán ganar ninguna entrenando solo en la sala de su casa o en el garaje.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Futbolistas peruanos comparten su dolor por la partida ‘Morro’ García
Futbolistas nacionales también se mostraron conmovidos tras la pérdida del ‘Morro’ García en las últimas horas. Wilder Cartagena, quien compartió con el delantero en Godoy Cruz, no pudo evitar sentirse dolido por la noticia.