Benítez no solo fue ídolo en el AC Milan, también tuvo actuaciones destacadas con la selección peruana en  la Copa América de 1957 y 1959, (Foto: AC Milan)
Benítez no solo fue ídolo en el AC Milan, también tuvo actuaciones destacadas con la selección peruana en la Copa América de 1957 y 1959, (Foto: AC Milan)
Kenyi Peña Andrade

Para nadie es un secreto que, en la actualidad, al futbolista peruano le cuesta una barbaridad brillar en el extranjero. Sea cual sea la liga, nuestros compatriotas siempre deben hacer un doble esfuerzo para asentarse y ganarse un nombre. Por ello, son contados los casos de los peruanos que militan fuera del país y brillan con luz propia. Está Paolo Guerrero, por ejemplo, que en su momento se volvió un auténtico ídolo y goleador en el fútbol brasileño. Lo mismo sucede con Raúl Ruidíaz y sus grandes actuaciones en el Morelia y, actualmente, en el Seattle Sounders de la MLS, donde también destaca Pedro Gallese y Alexander Callens. O también con nuestro máximo embajador de los últimos tiempos: Claudio Pizarro, el ‘Bombardero’ que supo brillar en la exigente Bundesliga.

LEE TAMBIÉN: Agustín Lozano: las frases más importantes sobre la reunión definitiva que tendrá con Ricardo Gareca

Hace un tiempo, Pizarro seguía escribiendo páginas gloriosas en Alemania. De allí en más, tenemos a futbolistas nacionales haciendo las cosas de forma aceptable y se aplaude, pero sin llegar a ser las grandes figuras estelares en sus respectivos clubes. Caso aparte es lo de Jefferson Farfán, quien sin lugar a duda fue una figura reconocida en el Lokomotiv Moscú, no sin antes haber dejado su huella en el Schalke 04. Sin embargo, hubo un tiempo en que el Perú tenía un futbolista capaz de pararse frente a frente ante las estrellas de élite más pintadas del Viejo Continente. Ese era Víctor Benítez. El ‘Conejo’ para mayores señas. A quien hoy le rendimos luto por su reciente fallecimiento en la tierra donde hizo historia: Italia.

Al principio, Benítez se desempeñaba como defensor central, luego pasó a ser volante central. (Foto: GEC)
Al principio, Benítez se desempeñaba como defensor central, luego pasó a ser volante central. (Foto: GEC)

Bajo el apelativo de ‘Conejo’ se le conoció siempre. Él se inició en Alianza Lima. Con los íntimos ganó dos títulos (1954 y 1955). Luego se puso la camiseta de la selección. Allí tuvo actuaciones destacadas en el Sudamericano de Argentina en 1959 y en las Copas América de 1957 y 1959. Es en este momento en el que su carrera empieza a despegar con éxito en el fútbol extranjero.

¿La razón? Fichó por el mítico Boca Juniors. Con la azul y oro logró el título del fútbol argentino (1962) y se dio el lujo de marcar en un clásico ante River Plate en el mismísimo estadio Monumental. Esto se dio un 6 de agosto de 1961. En el minuto 11 de juego, Benítez salió desde el fondo para luchar un balón en área rival y definir ante el asedio de cuatro zagueros ‘millonarios’. Lo gritó con el alma. Ese duelo acabó 2-2 y se recuerda también porque lo jugaron más de 10 extranjeros.“Fue el gol más importante de mi carrera por todo lo que viví en ese clásico. El ambiente de ese partido no lo iguala nadie. Ni en Italia viví algo así”, le contó el ‘Conejo’ en una entrevista a El Bocón.

Fue el primer peruano en marcar un gol en un clásico argentino. Luego, en octubre pasado Carlos Zambrano también celebró en este partido. De cabeza marcó el descuento para Boca. No pudo evitar la caída (2-1), pero colocó su nombre en un lugar de la historia de los clásicos.

A nadie le queda duda que Benítez tuvo éxito en el país de Diego Armando Maradona. Sus grandes actuaciones con la camiseta xeneize le permitieron convertirse en flamante refuerzo del temible AC Milan. Fue con el equipo ‘rossonero’ con el que ganó la Champions League, en ese entonces llamada Copa de Campeones de Europa.

LA GRAN FINAL

Benítez jugaba de volante central al lado de Giovanni Trapattoni, quien luego sería un exitoso técnico de la Juventus (ganó 13 títulos) y que dirigió a la selección ‘azzurra’ en el Mundial Corea-Japón 2002. El camino hacia la final era en partidos de ida y vuelta. Así, AC Milan eliminó al US Luxemburgo, al Ipswich Town de Inglaterra, Galatasaray de Turquía y al Dundee United de Escocia. La final, a diferencia de los duelos anteriores, era a partido único. Se jugó en el mítico estadio de Wembley

El 22 de mayo de 1963, ese fue el día de la gran definición a estadio lleno. El rival era el Benfica de Portugal, que contaba en sus filas con el mejor delantero de toda la historia del fútbol portugués: Eusebio. Fue precisamente el artillero luso quien adelantó para su equipo. El AC Milan iba perdiendo, pero logró remontar el resultado gracias a dos goles de José Altafini. Suficiente. Benítez y el AC Milan alzaron la Copa. Era el primer y único peruano en hacerlo, hasta que Claudio conquistó la ‘Orejona’ en el 2013 con el Bayern Múnich. Aunque hubo matices que, según la perspectiva del ‘Conejo’, diferenciaron notoriamente ambas historias. Él mismo se encargó de dejar en claro en una entrevista que dio ese mismo año para “El Comercio”.

“¡Por favor! Dígame, ¿jugaron? Fue suplente uno y el otro solo viajó. Yo sí jugué los 90 minutos y en una definición ante Benfica en Wembley ganamos 2-1. Tuve la suerte de anular a Eusebio”, fue la respuesta del ‘Conejo’, tras consultarle por el título europeo ganado por el ‘Bombardero’ y las Copa Libertadores que alzó el ‘Chino’ José Pereda con Boca Juniors (2000 y 2001).

PALMARÉS DEL 'CONEJO’

ClubTítulo
Alianza LimaPrimera División de Perú 1954
Alianza LimaPrimera División de Perú 1955
Boca JuniorsPrimera División de Argentina 1962
RomaCopa Italia 1969
Sporting CristalPrimera División de Perú 1970
Sporting CristalPrimera División de Perú 1972
AC MilanChampions League 1963

No solo brilló en el AC Milan

Benítez, desde muy joven demostró sus cualidades con el balón, caracterizándose por su habilidad, dinámica y gran despliegue. (Foto: GEC)
Benítez, desde muy joven demostró sus cualidades con el balón, caracterizándose por su habilidad, dinámica y gran despliegue. (Foto: GEC)

Posteriormente, AC Milan perdió la final de la Copa Intercontinental ante el Santos de Pelé, pero esa es otra historia. Lo cierto es que Benítez también jugó en el Inter de Milán, Roma, Venecia y Messina. No obstante, con la camiseta de los negriazules el peruano entró a la historia también. El ex-Alianza Lima marcó un gol en un ‘Derby della Madonnina’ que acabó 1-1. Mientras, con el cuadro de la capital se convirtió en campeón de la Copa Italia 1969.

Si bien brilló con diferentes camisetas, fue con la del AC Milan con la que Benítez se convirtió en un verdadero ídolo. Por ello, en el 2016, mediante una campaña con MasterCard, regresó nuevamente a las instalaciones en donde sacó chapa de leyenda, pero esta vez para recibir un homenaje por formar parte del equipo que alzó por primera vez la Liga de Campeones de los ‘rossoneros’.

Benítez recibió un justo homenaje por parte del AC Milan. Es uno de los jugadores más queridos por los hinchas más antiguos del cuadro italiano. (Foto: AC Milan)
Benítez recibió un justo homenaje por parte del AC Milan. Es uno de los jugadores más queridos por los hinchas más antiguos del cuadro italiano. (Foto: AC Milan)

“Benítez, poco a poco, demostró tener sentido de juego, autoridad, determinación y disciplina técnica. Era un combatiente nato”, señaló, por ese entonces, Adriano Galliani, expresidente del AC Milan. Una vez en el campo del San Siro, el peruano recibió emotivas muestras de cariño. Ya para el final de su carrera, Benítez fue la gran figura del Sporting Cristal campeón nacional (1970 y 1972).

El ‘Conejo’ fue un futbolista exitoso hasta el final de sus días como jugador profesional. Su legado vivirá para siempre. Pasará muchísimo tiempo para que un compatriota pueda brillar con tanta trascendencia en el extranjero como él, en clubes de primerísimo nivel. Desde el día que se retiró hasta estos tiempos, solo Claudio Pizarro pudo imitarlo en Alemania.




CORRECCIONESEsta nota fue publicada originalmente en abril del 2020