Saudi Aramco, controlada por el estado, recortó su grado árabe ligero clave para las ventas de enero a Asia, su principal mercado, en US$2,20 a US$ 3,25 el barril por encima del punto de referencia regional.
Saudi Aramco, controlada por el estado, recortó su grado árabe ligero clave para las ventas de enero a Asia, su principal mercado, en US$2,20 a US$ 3,25 el barril por encima del punto de referencia regional.
/ Agencia Bloomberg
Agencia Bloomberg

Arabia Saudita redujo la mayoría de los precios del petróleo para Asia, en una señal de que las perspectivas de demanda en la región siguen siendo frágiles en medio de los continuos bloqueos de Covid en China.

Saudi Aramco, controlada por el estado, recortó su grado árabe ligero clave para las ventas de enero a Asia, su principal mercado, en US$2,20 a US$ 3,25 el barril por encima del punto de referencia regional. El movimiento estuvo en línea con la predicción de las refinerías y los comerciantes de una caída de US$ 2.10, según una encuesta de Bloomberg.

El crudo Brent subió un 13% este año a casi US$88 el barril. Pero ha caído desde más de US$120 el barril en junio en medio de la creciente preocupación entre los comerciantes por una desaceleración económica mundial.

El vecino de Arabia Saudita y miembro de la OPEP, Kuwait, dijo el viernes que los clientes del petróleo se muestran reacios a aumentar las importaciones el próximo año.

La decisión de Aramco se produjo un día después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios, un grupo de 23 naciones encabezado por los saudíes y Rusia, optaran por mantener estable la producción .

Aun así, los precios de venta oficiales de Aramco siguen siendo históricamente altos, lo que subraya la estrechez del mercado físico, en el que se compran y venden barriles reales.

Los comerciantes están preocupados por una posible caída en el suministro de Rusia a medida que la Unión Europea endurece las sanciones en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Moscú. Además, la flexibilización tentativa de China de las restricciones por el coronavirus podría conducir a un aumento de la demanda en el mayor importador de petróleo del mundo.

Arabia Saudita vende la mayor parte de su petróleo bajo contratos a largo plazo a Asia, cuyos precios se revisan cada mes. China, Japón, Corea del Sur e India son los mayores compradores.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más