"La focalización del bono no es la mejor. El carácter cuasi universal le hizo perder efectividad", indican los expertos. (Foto: GEC)
"La focalización del bono no es la mejor. El carácter cuasi universal le hizo perder efectividad", indican los expertos. (Foto: GEC)
Pablo Lavado

Economista

César Liendo
Renzo Guzmán

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En el 2020, como consecuencia de la recesión experimentada, la monetaria se incrementó de 20,2% a 30,1%, lo que implicó un retroceso de 10 años de políticas de lucha contra la pobreza. En este contexto, resulta relevante preguntarnos: ¿La pobreza regresará a niveles prepandemia como consecuencia del “rebote estadístico” que experimentará nuestra economía en el presente año?

Una de las medidas para la mitigación de la pobreza en el 2021 es el . Este consta de un subsidio monetario individual por un monto de S/350 a favor de personas mayores de edad que pertenezcan a hogares cuyos ingresos no superan los S/3.000 mensuales. Adicionalmente, se realizará el otorgamiento excepcional de S/350 adicionales a los hogares monoparentales.

Mira: Bono Yanapay, Cuenta DNI puedes activarla desde HOY: ¿Cómo cobrar los 350 soles?

Junto con César Liendo y Renzo Guzmán, estimamos lo que sería la pobreza en el 2021 sobre la base de tres escenarios: (i) proyección de la pobreza considerando solo el efecto del crecimiento económico; (ii) el escenario anterior incorporando el impacto del Bono Yanapay; (iii) el primer escenario con una mejor focalización en el Bono Yanapay. En este caso, se consideró destinar un bono que implica el mismo costo fiscal pero se asigna solo a los hogares pobres. Esto equivale a una transferencia de S/1.260 a dichos hogares. De manera alternativa, se plantearon los mismos escenarios, pero en un contexto en que la inflación (5%) impacta en los precios de la canasta básica y, por lo tanto, en las líneas de pobreza y, finalmente, en la pobreza.

Mira: Crisis de los contenedores: ¿qué sucede a nivel mundial y cómo impacta en el Perú?

Las estimaciones sugieren que, considerando solo el efecto crecimiento económico, el nivel de pobreza en el 2021 se reducirá a 26%, con un intervalo al 95% de confianza entre 24% y 28%. La intervención del Bono Yanapay ayudaría a reducir la pobreza en aproximadamente 1 punto porcentual (p.p.) adicional (IC 95%: entre 0,6 y 1,6 pp). Alternativamente, modificando la asignación de este bono enfocándolo únicamente en los hogares más pobres, el subsidio tendría el potencial de reducir la pobreza hasta en 3 p.p.

Considerando el efecto de la inflación, se tendría que la pobreza se centraría en 29%, con un intervalo de confianza al 95% entre 27% y 31%. Por su parte, el Bono Yanapay reduciría en 1 p.p. la pobreza, y considerando una mejor focalización de este subsidio, la pobreza se reduciría en 3 p.p.

Este análisis arroja dos preocupaciones con la implementación del Bono Yanapay. En primer lugar, la focalización del bono no es la mejor. El carácter cuasi universal le hizo perder efectividad. El bono se pudo focalizar destinándolo a la población pobre y, por lo tanto, consiguiendo un mayor impacto en la pobreza. Esto, a su vez, es importante porque no estamos viviendo el mismo contexto del golpe de la pandemia que en el 2020. La segunda preocupación del Bono Yanapay es acerca de su regresividad, ya que se destina solo a las personas mayores de edad, por lo que, con la presencia de menores de edad en un hogar, el efecto del bono se diluye.

De hecho, son los hogares de los deciles más pobres los que concentran una mayor proporción de menores de edad entre mayores de edad. Esto hace que la contribución per cápita del bono sea menor en los hogares más pobres y mayor en los hogares más ricos, a pesar de que los hogares monoparentales reciben S/700.

Mira: Cuenta DNI: ¿cuáles son los pasos y requisitos para activarla desde este lunes 25 de octubre?

En resumen, el impacto del Bono Yanapay será similar al de los bonos del año pasado y hubiera podido ser mayor de haber sido más focalizado. A pesar de ello, si el Gobierno tiene la intención de reducir la pobreza, el principal instrumento es la generación de confianza para impulsar la inversión privada, lo que redundará en la creación de más empleos y en el crecimiento de los ingresos. Un énfasis importante sería enfocar las políticas en el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas y facilitar la interacción entre estas, las microempresas y grandes empresas. Asimismo, fortalecer las redes de protección social y, evidentemente, reducir la incertidumbre política.

VIDEO RECOMENDADO

¿Por qué  Richard Rojas no puede ser embajador del Perú en Venezuela? - LPD
Richard Rojas fue designado como nuevo embajador de Perú en Venezuela, pero no puede ejercer el cargo después de que el Poder Judicial ordenara seis meses de impedimento de salida del país por el caso de presunto financiamiento ilícito a la campaña de PL. El Estado peruano tendría que cumplir el mandato judicial.

TE PUEDE INTERESAR