(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
José Larrabure

Gerente de la División de Inversiones de AFP Prima

jose.larrabure@comercio.com.pe

Hace algunos meses escribí un artículo sobre la importancia del buen en las empresas y cómo este permitía delimitar los roles del directorio y la gerencia, así como mitigar los conflictos entre los distintos grupos de interés de la compañía. En el Perú cumple un importante rol el asegurar que los intereses de los accionistas controladores no sean privilegiados o puestos por delante de los intereses de la firma y demás accionistas.

Desde el punto de vista de un inversionista que analiza una empresa antes de realizar una inversión, una compañía con buen gobierno es una organización mejor gestionada, con mejores controles y gestión de riesgo, y cuenta, por lo general, con un directorio que tiene muy claro su rol y no interfiere con la gestión del día a día del negocio. Además, este seguramente incorporará a un grupo de profesionales independientes que no solo complementa las capacidades y experiencia de los demás miembros, sino que cumplen con un papel cuestionador e independiente. Por último, también será el equipo que creará comités que supervisen algunos temas críticos como la política de compensaciones de la alta gerencia y la auditoría.

Una empresa con políticas claras de buen gobierno seguramente tendrá una comunicación transparente con el mercado, a través de la publicación de hechos de importancia así como la conformación de un equipo de relaciones con los inversionistas que atienda las consultas de estos. Adicionalmente, esta empresa implementará un código de ética que incluya un adecuado manejo de conflictos de intereses.

Todo esto tiene que ser valorado por un inversionista potencial e incorporado ya sea en la tasa de descuento utilizada para valorizar la acción de la empresa o en la tasa que requiere para participar en la emisión de un bono.

La BVL tiene un Índice de Buen Gobierno Corporativo compuesto por 6 empresas que han hecho un gran trabajo en este frente y que vale la pena mencionar para resaltar la labor que vienen haciendo Alicorp, Cementos Pacasmayo, Ferreycorp, Credicorp, Buenaventura y el BBVA.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Hicimos un análisis para validar si el buen gobierno corporativo es una buena inversión y confirmamos que el Índice de Buen Gobierno Corporativo (IBGC) de la BVL ha superado a la rentabilidad del índice general de manera significativa y consistentemente en distintos períodos de medición. Por ejemplo, en los últimos 5 años, el IBGC ha superado en 6 puntos porcentuales (p.p.), en promedio, por año, al IGBVL. En los últimos 3 años, la diferencia anual es de 3 p.p.; en los últimos 2 años, la diferencia ha sido de 7 p.p.; y en lo que va del año es de 2 p.p.

Implementar políticas de buen gobierno no es un proceso sencillo ni rápido y seguramente involucra asumir costos adicionales. Sin embargo, esto debe verse como una inversión y la evidencia muestra que es muy rentable.