Rosario Bazán, Fundadora y Gerente general de Danper. (Foto: GEC).
Rosario Bazán, Fundadora y Gerente general de Danper. (Foto: GEC).
María Rosa Villalobos

Rosario Bazán, fundadora y gerente general de Danper, habla desde CADE Ejecutivos 2022 sobre el valor compartido, la actual situación de las inversiones en el país y en el sector agroindustrial, así como la falta de confianza en el país.

Hoy estuviste en el espacio del tema de valor compartido. ¿Podrías explicar brevemente de qué se trata el valor compartido?

Desde nuestra fundación, hace 28 años, consideré que era muy importante trabajar en iniciativas que tienen un alto impacto en la calidad de vida de los trabajadores en su desarrollo y al mismo tiempo en lograr que nuestros trabajadores eleven su salud y su nivel de educación. Tiene un impacto directo en la competitividad.

MIRA | Waldo Mendoza: “[La cuestión de confianza] añade gotas a la incertidumbre que afecta a la inversión privada”

Entonces, la creación de valor compartido implica que como empresas nos enfoquemos en generar rentabilidad económica, eso es vital. Sin embargo, hay un término mágico, y al mismo tiempo generar progreso para nuestros trabajadores, sus familias y comunidades. La forma de hacerlo es invertir en iniciativas que logren impactar en la productividad de los trabajadores y de esa manera estamos elevando la competitividad de la empresa. Conectar nuestra rentabilidad económica con el progreso de nuestros trabajadores desde el día cero.

¿El valor compartido genera una responsabilidad en la compañía para moldear e impulsar el bienestar de la sociedad o es un complemento de lo que las compañías en el Perú ya hacen, que es cumplir la ley y pagar impuestos?

Valor compartido no es un complemento, es una forma nueva e innovadora de hacer negocios de cara a la realidad en el caso específico, sobre todo, de nuestro país, en donde las necesidades son infinitas y hay abandono por parte del Estado, sobre todo en los centros poblados, de donde provienen la gran parte de los trabajadores en el sector que represento, que es la agroindustria.

MIRA | Aldo Ferrini: “Hay que ser conscientes que si queremos mejores pensiones tenemos que aportar más”

El punto de fondo del valor compartido es que a través de nuestras empresas podemos contribuir con el desarrollo de nuestro país, porque estamos generando crecimiento económico y desarrollo social al mismo tiempo. Por supuesto que a través de nuestras empresas, enfocadas en la creación de valor compartido, sí estamos haciendo país contribuyendo a generar crecimiento económico y bienestar social.

Esto también es parte del tema general que convoca este año el CADE Ejecutivos 2022, “el Perú en emergencia, los peruanos en acción” es el lema de este CADE. ¿Estamos en emergencia?

Totalmente, la situación que estamos viviendo es sumamente delicada. Lo que necesitamos y todos sabemos en cada una de las exposiciones, de diferentes personas, de distintos sectores público-privado, desde ayer hasta ahora venimos diciendo lo que es una realidad. Si nosotros no somos capaces como Perú [de] promover la inversión privada a través de condiciones habilitantes, que le corresponde al Estado hacerlo, entonces no vamos a poder generar el crecimiento económico tan necesario e indispensable para crear desarrollo social.

Se ha dicho mucho que hay una falta de confianza importante.

Hay una falta de confianza por parte de los empresarios de pequeñas, medianas y grandes en el Perú, porque tenemos un grave problema, la inestabilidad que nos genera todos estos cambios de reglas de juego que hace el Gobierno, y por otro lado la ineptitud de varios de los ministros de Estado, que si no están preparados, si no son competentes, si no tienen un entendimiento claro de cómo hacer gestión en los distintos ministerios, [entonces] cómo vamos a pretender que sean capaces de diseñar políticas públicas de cara a la generación de la inversión privada y de cara a la generación de inversión en los servicios básicos de desarrollo humano.

Justamente estamos en una situación delicada, porque todos estos temas, esta crisis económica, política y social nos impacta a todos, pero sobre todo a los más vulnerables. Esta situación pone en riesgo la viabilidad de nuestro país, empezando por la viabilidad de nuestra población, de nuestras empresas y nuestras regiones.

MIRA | CADE Ejecutivos 2022: Kurt Burneo apoyó la cuestión de confianza

Con el exministro de Economía, Waldo Mendoza, comentábamos el tema de la inestabilidad, el tema de la cuestión de confianza anunciada por el Ejecutivo decía Mendoza que agrega una gota más de incertidumbre. ¿Es así?

Sí, definitivamente, y hace que nos desgastemos permanentemente haciendo estas cosas, que son importantes pero nos distraen y no podemos estar como peruanos trabajando en lo que se viene. No podemos tener una visión de largo plazo cuando en el día a día, semana a semana estamos desgastándonos en estas discusiones y debates respecto a la vacancia, a la inestabilidad que se está generando. Definitivamente sí impacta en la confianza de los inversionistas de pequeñas, medianas y grandes empresas, para la consecución de formas para seguir invirtiendo en el Perú.

¿Esto se refleja también en la inversión en el sector que representas, el agroindustrial?

Sí. Si nosotros podemos ver las curvas de crecimiento en las exportaciones, estas curvas de exportación crecientes obedecen a las inversiones que ya se hicieron [en] los años anteriores. Sin embargo, de aquí a pocos años vamos a ver que ya no va a ver este crecimiento, porque las empresas no estamos invirtiendo al ritmo que veníamos haciéndolo cuando teníamos una situación estable desde el punto de vista macroeconómico jurídico y político.

¿Las inversiones en el sector agroindustrial se sienten estancadas?

Han disminuido de manera importante. Algunas empresas seguimos haciendo inversiones, pero muy acotadas, porque si no tenemos reglas de juego claras, estas no son predecibles, no podemos hacer inversiones en el largo plazo.

MIRA | CADE 2022: Confiep y representantes empresariales de 11 regiones debatirán proyectos de inversión

Esta visión de las inversiones que están disminuidas, ¿continuarán así en el 2023?

Todo depende de las medidas que tome el Gobierno, porque le corresponde al Gobierno generar estas condiciones habilitantes, que son la estabilidad socioeconómica, política, jurídica. Waldo Mendoza decía que el mayor peligro es que nos retiren el grado de inversión. Eso sería gravísimo para nuestro país. Tanto esfuerzo nos tomó alcanzar ese grado de inversión.

Ese es el problema. El Gobierno peruano tiene que sentir con urgencia la necesidad de hacer los cambios que se requieren. No estamos viendo cambios para mejor. Al contrario, estamos estancados. La pobreza se ha incrementado, los conflictos sociales de igual manera. Y por otro lado, no ha habido mayor inversión pública para generar servicios básicos de desarrollo humano para esos 8 millones de peruanos que viven en condiciones inhumanas, no dignas, porque no tienen acceso al agua, al desagüe. Cómo vamos a pretender tener desarrollo sostenible cuando tenemos a millones de peruanos que no acceden a estos servicios básicos de desarrollo humano.

Entonces, el Estado sí tiene que hacer su tarea. Si no lo hace, no ejecuta la inversión pública en los temas sociales. Si no genera condiciones habilitantes importantes para poder crecer, no vamos a continuar creciendo y eso sí nos lleva a un estancamiento y a un incremento de la pobreza.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más