"La parte política hace mucha falta", manifestó Kisic.
"La parte política hace mucha falta", manifestó Kisic.
Lorely Requejo

Durante la edición número 60 de , se desarrolló el bloque “60 ediciones - Los indispensables para avanzar como país” donde se presentaron Elena Conterno, expresidenta de IPAE y CADE Ejecutivos 2015; Drago Kisic, expresidente de IPAE y CADE Ejecutivos 1996 y 2017; y Joswilb Vega, presidente de CADE Universitario 2022.

“Aún hay un largo camino por recorrer en todo lo que es igualdad de oportunidades, servicios de calidad en educación, salud, combate a la anemia; y por supuesto, también en institucionalidad y democracia y todo aquello que es el cimiento de la vida en sociedad”, consideró Conterno.

MIRA | CADE 2022 EN VIVO: sigue el primer día de la Conferencia Anual de Ejecutivos

Kisic en tanto, al ser consultado por sus expectativas sobre el evento empresarial, respondió que espera un diálogo honesto y real con las autoridades.

“Sé que viene el ministro de Economía, que es una persona competente y un buen técnico; pero la parte política hace mucha falta. Ahí no tenemos ninguna confianza en que se pueda dar ese diálogo honesto y real. Ojalá. No lo espero, pero quisiera que sea así”, refirió.

Resaltó también que espera que se continúe la discusión sobre los temas planteados para esta edición: inversión privada, un Estado que funcione e instituciones sólidas y democracia.

“Nada puede ir bien en el país con un Estado que se cae a pedazos. Eso es fundamental”, remarcó Kisic.

A su turno, Joswilb Vega comentó que el desafío de los estudiantes que asisten al CADE Universitario es ejercer el liderazgo en las zonas que habitan. Ello a partir de la experiencia que alcanzan en un espacio como este, de reflexión y contraste de ideas.

“[Ellos] comienzan a generar estos cuerpos intermedios, que son muy importantes en la sociedad porque, precisamente, son los que [la] vertebran y generan el vínculo entre la población y el Gobierno, entre la población y el empresariado. Sin estos cuerpos intermedios, es difícil que podamos vertebrarnos como sociedad y es lo que nosotros estamos experimentando últimamente. Una sociedad sin mucho vínculo, hasta rota”, destacó.

Finalmente, indicó que se requiere que estos cuerpos intermedios propicien la discusión sobre cuestiones importantes en la actualidad, como la visión de país.

“No hay espacios, ni de jóvenes ni de adultos, donde se ponga sobre la mesa esa discusión. ¿Qué clase de país queremos?”, cuestionó.







Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más