uan Carlos Eichholz, socio fundador de CLA Consulting: “No podemos esperar demasiado de nuestras autoridades para salir adelante de las crisis".
uan Carlos Eichholz, socio fundador de CLA Consulting: “No podemos esperar demasiado de nuestras autoridades para salir adelante de las crisis".
Lorely Requejo

En el segundo día de la , se desarrolló el bloque “Liderazgos para el desarrollo desde las empresas”, donde participaron Juan Carlos Eichholz, socio fundador de CLA Consulting; y, como conductora, Mariela García de Fabbri, directora y gerente general de Ferreycorp.

“Cada vez que las cosas no andan muy bien, sea desde el punto de vista de Gobierno o de la empresa, tendemos a poner el problema como algo comunicacional. [...] Esa no es la esencia. [...] Me gusta mucho más la palabra conversación porque [con ella] yo escucho y me conecto”, manifestó Eichholz.

MIRA | CADE Ejecutivos 2022: un llamado a repensar al Perú

En esa línea, García de Fabbri comentó que se requiere capacidad para comprender las ideas de distintas personas. “Tenemos que definir cursos de actuación partiendo del orgullo de hacer empresa, que nos habló Gonzalo ayer; pero conscientes de nuestros privilegios y además con la empatía para entender al otro”, expresó.

Bajo esta perspectiva de acción partiendo de la comprensión de la situación de distintos grupos sociales, Eichholz indicó que, para la generación de un espacio de confianza, se requiere contar con una participación activa del empresariado en vista de denunciar actos de corrupción.

“Se necesitan voces dentro del propio empresariado denunciando a empresarios que caen en corrupción. Ese el inicio. Criticar al Gobierno es fácil; es criticar a los propios lo que es más difícil”, comentó.

Durante su presentación, asimismo, resaltó que resulta complicado encontrar autoridades políticas –a escala global– que cuenten con un nivel de respaldo necesario para ser guías y liderar acuerdos que permitan enfrentar las crisis.

“No podemos esperar demasiado de nuestras autoridades para salir adelante de las crisis. [...] Estamos viviendo en un mundo de cambio acelerado y eso trae problemas y desafíos complejos. [...] Tenemos por otro lado, una ciudadanía cada vez más empoderada y cada vez más frustrada porque no se le entrega soluciones y que, por lo mismo, desconfía”, remarcó.

En este panorama, enfatizó que el liderazgo no solo proviene de las autoridades; por lo que existe el desafío de que más personas lo ejerzan considerando el bienestar nacional.

“Estamos viviendo tiempos de cambio y vamos a seguir viviendo tiempos de cambio. Parte del cuento es sacarse ese paradigma que tenemos del líder, de la autoridad que nos va a resolver los temas”, subrayó.



Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más