Redacción EC

Carlos Paredes, expresidente de PetroPerú, fue uno de los especialistas invitados a la mesa “El Perú del siglo XXI: Petro-Perú, una tarea de largo plazo”, lanzada por El Comercio junto a Apoyo Consultoría. Junto a él se presentaron, además, Luis Alberto Arias, economista y exjefe de la Sunat; y Beatriz de la Vega, socia de Asesoría Tributaria y Líder de Energía y Recursos Naturales de KPMG en Perú.

A modo de diagnóstico, Paredes indicó que los problemas de injerencia política en la petrolera se presentaron desde su creación hasta la fecha. Esta injerencia, a su decir, se evidenció en decisiones de inversión, decisiones de precios y contrataciones de personal.

MIRA | Petro-Perú: las cifras que describen la peor crisis financiera de la historia de la empresa estatal

“El problema de Petro-Perú es por el mal gobierno corporativo que tiene. La empresa no tiene balances ni supervisión que lleve a que se tomen decisiones pensando en los dueños, que somos todos nosotros; pero al ser todos nosotros, los dueños son todos y nadie a la vez”, remarcó.

En tal sentido, consideró importante dotar de transparencia a la petrolera en vista de saber el real estado en el que se encuentra y, a partir de ello, tomar decisiones en búsqueda de la mejora.

“Las soluciones tienen que venir en función a los problemas. ¿Cómo le doy transparencia? Uno, dígannos la verdad. ¿Ya se resolvió el problema financiero de corto plazo o no? Yo creo que todavía hay varias arrugas que resolver”, enfatizó.

Así también, consideró que ahora la mejor opción sería regresar a PetroPerú al Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (Fonafe). “Se quejan de que eso va a crear inflexibilidades. Sí, sin duda; pero si a alguien no le quiero dar flexibilidades es a PetroPerú”, sostuvo.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más