Créditos vehiculares. (Foto: Istock)
Créditos vehiculares. (Foto: Istock)
Redacción EC

La Asociación Automotriz del Perú (AAP) informó que al cierre de mayo de 2022, el saldo de la cartera de créditos vehiculares otorgados por las empresas del sistema financiero a las familias peruanas registró S/ 3.440 millones, monto mayor en 0,6% respecto a mayo del 2021.

Para el gremio automotor, este desempeño positivo se explica por la recuperación del empleo e ingresos en el país luego de las medidas de confinamiento que se dictaron en el país ocasionaran el desplome en la confianza de los consumidores, con un mercado laboral precario, elevada inflación y la falta de apoyo del Gobierno, comenzaría a limitar el consumo en los siguientes meses, con el consecuente debilitamiento del financiamiento.

Al revisar la información por tipo de entidad financiera, la AAP indicó que, a mayo del 2022, las empresas bancarias concentran el 52,2% de la cartera de créditos vehiculares, seguidas por las empresas de créditos con el 24,1%, las empresas financieras con el 23,1%, y las Cajas Municipales y Cajas Rurales con el 0,6%.

“Se destaca que estos porcentajes de participación en este segmento del mercado crediticio han cambiado en los últimos años de manera importante. Así, al considerar cifras del 2015, se tiene que el 85% estaba concentrada en bancos, mientras que las empresas financieras solo tenían el 8,3% y las empresas de créditos el 5,5%”, agregó la AAP.

Lo anterior, afirma la AAP, denota el ingreso de nuevos jugadores a este mercado, el cual tiene un gran potencial de crecimiento si se toma en cuenta que del total vehículos livianos nuevos que se comercializan en el país apenas el 35%, aproximadamente, se adquieren con financiamiento, cuando en otros países esa cifra es mucho mayor, por ejemplo, Chile con más del 80% y México por encima del 60%.

Finalmente, un punto que vale la pena destacar para la AAP, “es la relevante reducción de los niveles de dolarización de la cartera de créditos vehiculares en los últimos años, al pasar de más de 40% en mayo de 2016 a 10,4% en mayo de 2022, el porcentaje más bajo desde que se tiene registro, y que se traduce en la menor exposición de las familias peruanas al riesgo de aumento del tipo de cambio. Esto ha sido posible por las adecuadas medidas tomadas por la SBS y el BCRP, y la mayor educación financiera de parte de la población”, concluyó el gremio automotor.