Francisco Feliu adelanta a Día1 que están evaluando contar con un aplicativo para acercarse más a los pacientes.
Francisco Feliu adelanta a Día1 que están evaluando contar con un aplicativo para acercarse más a los pacientes.
Claudia Paan

En medio de una fuerte competencia en el sector oncológico por la entrada de más jugadores, , el centro oncológico de Pacífico Seguros, está consolidando su crecimiento y sumando más puntos de participación.

Si bien no hay un cálculo exacto del tamaño total de prestación de este mercado, Francisco Feliu, gerente general de la firma, estima que actualmente cuentan con aproximadamente el 12% del mercado total. Cuando se habla del sector privado, la cifra sube al 15%.

Es más, en algunas subespecialidades –como las referentes al cáncer de mama– no solo son referentes, sino que lideran en número de atenciones.

Si bien estas son cifras interesantes, tomando en cuenta el fuerte liderazgo de Oncosalud, la firma no quiere dormirse en sus laureles. Es por ello que está desarrollando una estrategia bajo tres flancos principales.

El primero –y quizá el más retador– es hacerse más conocido entre la población. En esa línea el ejecutivo comenta que están dirigiendo sus inversiones y estrategias de comunicación y márketing a tres públicos objetivo: la comunidad médica, los asegurados y el público en general.

La segunda arista del plan de Aliada es expandir sus operaciones. Actualmente, la firma cuenta con un Centro de Atención Integral en San Isidro, donde realizan consultas, exámenes y tratamientos oncológicos. A la par, tienen puntos de atención en algunas clínicas de la red de Sanna (San Borja, San Isidro, Trujillo y Arequipa).

Feliu señala que entre sus planes tienen contemplado ampliar su sede principal.

“Hemos adquirido el predio del costado. Tenemos un anteproyecto, el cual esperamos iniciar el próximo año. La idea es duplicar el número de consultorios, ya que el año pasado estábamos en 1.700 consultas al mes y hoy en 2.200”, adelanta.

El ejecutivo remarca que todavía este proyecto no está aprobado y que demandaría unos US$7 millones.

Otro proyecto que también podría darse el próximo año sería incluir un punto de atención de Aliada en el centro médico de la clínica San Felipe en La Molina.

¿Tener otra sede central? Esto es algo que Feliu descarta. Por el contrario, considera que la vía de crecimiento de sus atenciones a lo largo de Lima (ciudad que concentra el 70% de los asegurados) es de la mano de las clínicas y centros médicos que pueda abrir Sanna en el futuro.

“Esta es la ventaja de poder tener una red: aprovechar las sinergias que se puedan entre cada uno de nosotros y las economías de escala para justamente poder acercar a nuestros pacientes las diferentes prestaciones”, puntualiza.

UNA ATENCIÓN CERCANA
Un tercer punto importante en la estrategia es brindar una buena experiencia de atención para el paciente. Ya no tienen recepciones centralizadas y cuentan con navegadoras (enfermeras que conocen procesos administrativos) que facilitan los procesos.

Desde el lado digital, han potenciado su web y están analizando la posibilidad de contar con un aplicativo que les permita consolidar esta cercanía con sus pacientes (como monitoreo o comunicación con los médicos, por ejemplo).

Lea más noticias de Economía en...

TAGS RELACIONADOS