Camposol: “Retomaremos nuestros volúmenes de palta”
Camposol: “Retomaremos nuestros volúmenes de palta”
Zaida Ysla

Desde hace un tiempo, el crecimiento explosivo de la empresa le exigía cambios en su administración a sus propietarios.

Cuando a finales del 2015, la familia Dyer –dueña de la firma– anunciaba la creación de su ‘family office’ la estrategia se hacía clara: los Dyer se alejarían de la operación diaria para dejar  la profesionalización de la empresa en otras manos. Así, ya desde la dirección estratégica, Samuel Dyer le daba el paso al nuevo gerente general Manuel Salazar, para que tomara las riendas del gigante agroindustrial con miras a su expansión definitiva.

¿Cómo encuentra la empresa el 2015?
Aunque fue un año difícil, curiosamente resultó un buen año para Camposol. La primera mitad fue muy complicada con el inicio del fenómeno de El Niño (FEN) lo que hizo retrasar un poco la cosecha de palta; sin embargo, para el tercer y cuarto trimestre la foto cambió. Prueba de ello son nuestros buenos resultados en EBITDA.

¿Cuáles fueron ?
En términos de EBITDA, ha sido el mejor año de Camposol. Incluso el cuarto trimestre ha sido históricamente el mejor. Y esto pese al FEN. [Se reportó un EBITDA récord de US$19,2 millones durante el cuarto trimestre del 2015, 209,6% por encima del mismo período del año anterior].

¿Cómo se explica este récord, considerando que fue un año difícil?
Tiene que ver con la estrategia de Camposol de entrar al mercado de arándanos. No es algo que se hizo de manera casual, sino un trabajo que debe haber tomado unos ocho o nueve años para llegar a lo que hoy en día tenemos. El 2015 cuadruplicamos la producción con respecto al 2014 y este año esperamos triplicarla. Para el 2016 deberíamos tener casi la misma producción de arándanos de Argentina.

¿Qué tanto más se puede crecer en la producción de arándanos?
Nosotros en este momento tenemos 1.050 hectáreas. Y la meta es llegar a las 2.000 en cinco años. Hoy por hoy, el arándano es nuestro producto de mayor crecimiento.

Hay quienes piensan que no falta mucho para  alcanzar una sobreproducción de arándanos que podría afectar  su precio.
No estoy de acuerdo. El año pasado multiplicamos por cuatro y, sin embargo, el precio fue uno de los mejores. El precio promedio estaba alrededor de US$7. Este año esperamos que esté alrededor de US$6. Aún hay techo para crecer en este cultivo, porque las producciones en otras partes son inestables. Por ejemplo, este año la producción argentina fue pobre, la chilena se atrasó y la estadounidense fue mala, son esas falencias las que aprovechamos. Entonces, me parece que es un poco miope decir que ya llegamos al tope. El consumo del arándano está creciendo y crece muy fuerte año a año.

¿Entonces, las inversiones seguirán dirigidas a arándanos este año?
Yo diría que sí, la mayoría de nuestras inversiones irán por el lado de arándanos. 

¿Cuánto se invertirá?
El 2015 se invirtieron US$25 millones. El monto que se invertirá  este año no ha sido aprobado por el directorio, pero probablemente será algo similar. Desde luego, que una parte de la inversión irá al mantenimiento del cultivo y otra al desarrollo de nuevos cultivos.

¿Cuáles son los nuevos cultivos? 
Venimos estudiando unos 20 productos más que aún están en pruebas de desarrollo. Recuerda que para sacar el arándano demoramos como ocho años. Sin embargo, puedo decirte que todos estos productos responden a una tendencia saludable con grandes propiedades nutritivas.

¿Y ya hay alguno que esté a punto de ser comercializado a niveles industriales?
Diría que la mandarina seedless. Ya tenemos poco más de 100 hectáreas  y ya estamos exportando. Sin embargo aún estamos en el proceso de aprender y nos falta para llegar a nuestro nivel óptimo de exportación.

SOBRE SEAFOOD
Además de su negocio de Fruits & Vegetables, ustedes cuentan con la unidad de negocio de Seafood, representada por su empresa Marinazul, ¿qué vienen haciendo aquí? 
Estamos haciendo nuevos desarrollos en cultivos de langostinos. Estamos pasando 100 de nuestras mil pozas a un nuevo sistema llamado pozas intensivas. Aquí se controlarán la temperatura, la salinidad y el oxigeno del agua. Además, en cada poza puedes meter 20 veces más langostinos que en las pozas convencionales, lo que hará que dupliquemos la producción.

Hace ya varios años adquirieron Domingo Rodas y hace poco más de un año a Inysa, ¿cuál ha sido el trabajo con ellas?
Con estas compras somos los principales productores de langostinos en el Perú. Ahora estamos en proceso de absorber, fusionar y alinear a estas empresas dentro de la lógica de producción de Marinazul. Yo creo que vamos a ver un crecimiento importante de este sector este año. 

¿Cuáles son las oportunidades para el langostino?
Asia es un mercado importante para nosotros. Lo otro es empezar a ingresar a supermercados. Hasta ahora no hemos usado nuestra palanca de supermercados para los langostinos, así como lo hemos hecho con las frutas, pero estimamos que este año estaremos iniciando los primeros envíos [la firma comercializa sus frutas y vegetales en cadenas de supermercados como Walmart y Costco, entre otros].

TRADING
Considerando que cuentan con oficinas comerciales en Estados Unidos y Holanda, ¿abrirán una tercera oficina comercial en Asia? 
No sé si este año se abrirá una, pero definitivamente es algo en lo que estamos pensando. Hay una serie de cultivos que se han abierto en ese mercado como la palta en China. Así que comienza a ser interesante abrir una oficina directamente allá.

¿Qué ciudades han analizado?
Se han visto diferentes opciones. Obviamente Hong Kong llama la atención, pero también podría ser Singapur por el tema logístico. 

Hace tres años, cuando dejan de listar en la Bolsa de Oslo, se dijo que habría la posibilidad de volver a listar en otra plaza, ¿cuándo se dará esto?
La empresa todavía está en un proceso de crecimiento y no tiene sentido llevarla al mercado. El objetivo ahora es darle el mayor valor posible antes de sacarla al mercado. La familia Dyer fue una de los pioneras en el tema de mercados de capitales de afuera, así que siempre será un tema que esté en el tapete.

¿Qué plaza le resulta atractiva?
Se habla de la Bolsa de Nueva York. Pero ahorita no podría asegurártelo.

¿Cómo ve a la empresa en cinco años?
Como una empresa más consolidada, más grande en términos de venta y rentabilidad y, probablemente, como una empresa que liste en bolsa.