“Tenemos pensado comenzar la construcción (de las tres clínicas) durante el primer trimestre (de este año)”, afirma Manuel Marroquín, gerente comercial corporativo del grupo San Pablo. Foto: Alessandro Currarino
“Tenemos pensado comenzar la construcción (de las tres clínicas) durante el primer trimestre (de este año)”, afirma Manuel Marroquín, gerente comercial corporativo del grupo San Pablo. Foto: Alessandro Currarino
/ ALESSANDRO CURRARINO
Manuela Zurita

sigue apostando por el sector . Con 11 sedes (tres en provincias y el resto en Lima), este año iniciará la construcción de tres de alta complejidad en La Victoria, Lima norte y Tacna. Además, ampliarán su capacidad hospitalaria para atender la creciente demanda de servicios quirúrgicos por parte de pacientes particulares (sin seguro). Este segmento es uno de los motores de su crecimiento. Hace dos años representaba el 33% de su público. Hoy es el 45%.

►El año pasado anunciaron la construcción de una clínica especializada en atención materno-infantil. ¿Cuán avanzada está?

En el 2020 tenemos cuatro proyectos importantes. Vamos a hacer 120 habitaciones distribuidas entre todas las clínicas (del grupo) y hemos decidido entrar con tres proyectos juntos: la Clínica San Pablo La Victoria en la avenida Iquitos; la clínica madre-niño, que va a estar al costado de la Clínica Jesús del Norte; y una clínica en Tacna. Las tres son de alta complejidad y van a tener 33, 71 y 30 habitaciones y 11, 13 y 9 pisos, respectivamente.

►¿Cuánto invertirán en ambos proyectos?

Representa una inversión de US$100 millones. Tenemos pensado comenzar la construcción durante el primer trimestre (de este año). Primero, La Victoria y Lima norte, cuyos proyectos están listos. Tan pronto como tengamos todos los permisos, iniciaremos en Tacna. Las 120 habitaciones estamos haciéndolas con un modelo especial para pacientes quirúrgicos y estimamos que este proyecto debe demandar US$7 millones.

►En el caso de las clínicas, son zonas donde la oferta de salud es incipiente. ¿Qué impacto esperan para su negocio en el mediano plazo?

Hemos hecho estudios y pensamos que la de La Victoria está en una zona donde no hay salud privada importante. Creemos que va a ser una opción para gente que vive y transita por ahí. En Tacna, la demanda no es solo de la gente local y de alrededor, sino de público del país vecino (Chile). Lo que hemos visto [allí] es que hay una oferta dispersa.

Con la clínica madre-niño, la idea es no solo llegar a Los Olivos, San Martín, Comas e Independencia, sino tener una ampliación de la demanda que abarque la zona de Puente Piedra e incluso llegue a Huaral, Chancay y Paramonga.

►¿Cuándo comenzarán a atender las nuevas clínicas?

Esperamos que estén operativas en el 2021.

►Además de Tacna, ¿qué oportunidades ven de seguir creciendo en otras regiones, donde la oferta de salud es escasa?

Pensamos que todavía Lima es una zona de oportunidades. Hay localidades que no cuentan con una buena oferta de salud privada. Queremos completarla. Es difícil pensar en una clínica en otras zonas, porque tenemos poco acceso a especialistas.

►¿Cuánto han crecido en atenciones en general el año pasado?

En número de pacientes hemos crecido 14%. Tenemos un incremento importante de pacientes particulares. Esto nos obliga a crecer en emergencia y en atención ambulatoria. Durante todo el año (2019) lo hemos venido haciendo. Incluso estamos en algunas clínicas ampliando nuestro horario de atención. En algunas empezamos a las 7 de la mañana y terminamos a las 10 de la noche. Eso nos permite tener una oferta mayor para pacientes particulares que probablemente tienen un horario más complicado.

►Van a incrementar el número de camas, lo que les permitirá crecer en atención hospitalaria, que es el ticket promedio más costoso (casi S/7.800 per cápita, según el Monitor de Clínicas de la consultora TMS, al tercer trimestre del 2019). ¿Qué dinamiza este servicio?

En temas hospitalarios, lo que ha crecido son las cirugías de alta complejidad. Vale decir, por ejemplo, cardíacas, neurológicas y traumatológicas y, adicionalmente, los accidentes graves en los que antes la tecnología no permitía un nivel de atención que te permitiera salvar la vida. El avance tecnológico de alguna manera encarece el promedio del gasto hospitalario. Es costoso, pero eleva los promedios [de vidas salvadas].

►¿Cuánto ha evolucionado la atención a pacientes particulares en sus clínicas?

Hace dos años teníamos el 33% de pacientes particulares. Hemos ido creciendo hasta llegar actualmente al 45%. Gran parte de nuestro crecimiento es porque tenemos la capacidad de atraer estos pacientes, porque nuestros precios están acorde a las zonas donde está cada una de nuestras clínicas. Cada vez [más] los pacientes de temas quirúrgicos tienen que recurrir a las clínicas, porque en el caso de la atención hospitalaria [pública] lamentablemente no tienen acceso o sus cirugías son dilatadas.

►¿Qué perspectivas advierten para el sector clínicas en el 2020?

Creemos que el 2020 va a ser un año bueno para la salud. El mercado está muy dinámico. Hay oferta de varios grupos.

►¿Qué resultados esperan para el 2020?

Estamos cerrando bastante bien el 2019, un 7% [más] respecto al 2018. Estamos llegando a los S/600 millones en facturación que es la meta que nos habíamos puesto. Este año proyectamos crecer 12%.

►La farmacia supone un 45% del consumo en clínicas. ¿Cuánto cree que impactará en San Pablo la ley de genéricos?

Todavía es un poco prematuro en cuanto al impacto. Hay que tener en cuenta que las medicinas son básicamente para tratamiento ambulatorio y que el peso de la farmacia es más fuerte en la parte hospitalaria. De hecho, que va a tener un impacto, pero va a ser gradual. Aunque nos parece bien porque es una disposición que favorece al consumidor y al paciente.

►¿Cree que la norma genera algún tipo de competencia con las farmacias puerta a calle?

Son dos mercados y negocios distintos. En el caso de las cadenas de farmacias son grandes corporaciones con una capacidad de compra muy grande e incluso maquilan alguna medicina.

►¿Cuándo cree que pueda advertirse el impacto?

En seis meses deberíamos tener este tema bastante dirigido y con una buena lectura del impacto.

CABLE A TIERRA

►San Pablo ha implementado el servicio de telemedicina para desarrollar el negocio de unidades remotas en operaciones mineras y petroleras.

►Además del segmento madre-niño, San Pablo apostará por crecer en atención especializada al adulto mayor con nuevas sedes.