(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Carlos Hurtado de Mendoza

El proceso de de se ha ido fortaleciendo, sobre todo durante los últimos tres años, a tal punto que hoy el 60% de las interacciones y transacciones que realizan sus clientes se hace por el canal digital, destaca a Día1 el gerente general de la empresa, Gonzalo Basadre.

“Consideramos desde la verificación de los estados de cuenta por Internet hasta las operaciones financieras ‘online’, pasando por las consultas a través del chat, entre otras acciones”, explica el ejecutivo, y apunta que en el 2015 apenas el 30% de las interacciones de sus clientes se realizaba digitalmente, de modo que el porcentaje se duplicó y seguirá en crecimiento, aunque no hasta ser 100% digital, pues en el negocio de los la asesoría personalizada también es clave, aclara.

En ese contexto, Basadre refiere que Interseguro está trabajando en el lanzamiento de nuevos productos que se adapten a la de sus clientes. El primero de estos productos fue el SOAT digital (comercializado ‘online’ desde hace dos años) y, en esa línea, el , comercializado desde agosto del 2017, que además de venderse por Internet, es de naturaleza 100% digital, por lo que no implica un costo de envío al comprador.

“Hoy ya somos los primeros en ventas de SOAT electrónico, con el 30% del total del mercado”, comenta el ejecutivo. Añade que, por el ahorro en sus costos de comercialización, los SOAT electrónicos van a masificarse. De hecho, hoy ya el 20% de todos los SOAT que se venden en el país son electrónicos.

Otro de los productos que ha lanzado la firma es el seguro de viaje digital (muy pertinente para este primer semestre del año, dado el número de peruanos que viajaron a por el Mundial) y alista un nuevo producto ‘online’ para dentro de tres meses.

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

Como se sabe, Interseguro opera en tres líneas de negocio: las rentas vitalicias, los y los seguros masivos (que vende a través de y Financiera Oh!). En el 2017 reportó ingresos totales por S/900 millones, el 70% de estos gracias a la línea de rentas vitalicias.

Aprovechando esa fortaleza, han lanzado hace unos días un nuevo producto de renta más flexible, de un plazo base de cinco o siete años, para llegar a los jubilados que salgan del SPP o los independientes.