La población de Loreto es la que menos se beneficia con el canon petrolero, en comparación con la de Piura y Ucayali. (Foto: Archivo El Comercio)
La población de Loreto es la que menos se beneficia con el canon petrolero, en comparación con la de Piura y Ucayali. (Foto: Archivo El Comercio)
Liseth Manrique

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

¿Sabía usted que no en todos los departamentos a donde llega el , éste se distribuye de la misma manera? Esto se debe a que para cada uno de los departamentos existe una ley diferente de repartición del canon, lo cual conlleva a diferentes impactos en el desarrollo de los pueblos donde se realiza la actividad petrolera.

PARA SUSCRIPTORES: Loreto en crisis: ¿qué motiva el ataque a las operaciones petroleras?

Por ejemplo, en Loreto más del 52% del canon está destinado al Gobierno Regional mientras que aproximadamente el 40% se reparte entre todos los municipios distritales y provinciales en lo que se realiza la actividad petrolera, .

Comparemos esta distribución con Ucayali y Piura, en donde el 20% del canon está destinado al Gobierno Regional mientras que aproximadamente 70% se distribuye entre los municipios distritales y provinciales donde se realiza la actividad petrolera.

Veamos el impacto que tiene este tipo de repartición en las poblaciones del ámbito petrolero.

En el 2019, el canon en Loreto alcanzó S/122 millones, mientras que en lo que va del 2020 es de S/ 37,8 millones de soles. Uno de los grandes problemas que tiene el modelo actual de repartición del canon es la atomización en su repartición.

Un ejemplo de ello es el caso de la provincia de Requena, donde se ubica el lote 95 de Petrotal. Aquí, el gobierno provincial recibió el 2,9% del total de esta zona, mientras que el distrito de Puinahua 0,25%, Saquena 0,12%, Soplin 0,23% y Tapiche 0,07%. Las demás localidades recibieron montos similares, lo cual implica una división en partes muy pequeñas del canon.

PARA SUSCRIPTORES: Petro-Perú: "La nueva refinería de Talara iniciará producción a fines de noviembre del 2021″ | ENTREVISTA

En el caso de Puhinahua, de los S/184 mil recibidos en el 2020 por concepto de canon, en su mayoría destinaron gran parte a estudios de preinversión (S/141.000). En este punto solo les alcanza para los estudios de preinversión entre otros gastos. Vale la pena preguntarse: ¿Con qué dinero podrán construir una obra con tan pocos recursos?

Para eso se deben implementar las medidas para el impulso de la actividad petrolera en la zona de modo que se incremente la producción y en consecuencia, el monto que ingrese por canon para que esto cambie.

No es de sorprender que la población del ámbito petrolero no tenga mucho que perder con la paralización de la producción de los lotes si es que no se benefician actualmente con esa actividad.

Quienes conviven directamente deberían tener prioridad sobre la repartición del canon y tener derecho al desarrollo a través de proyectos productivos alternativos.

TAGS RELACIONADOS