"Si quieres transformar el sector privado hacia la sostenibilidad, debes trabajar con las empresas medianas", afirma Junge. El programa de aceleración de SDG dura 12 meses. A la fecha cuentan con 32 "graduados".  (Foto: SDG Accelerator)
"Si quieres transformar el sector privado hacia la sostenibilidad, debes trabajar con las empresas medianas", afirma Junge. El programa de aceleración de SDG dura 12 meses. A la fecha cuentan con 32 "graduados". (Foto: SDG Accelerator)

Hay una gran oportunidad de negocio en objetivos de desarrollo sostenible (). Los 17 ODS son un excelente catálogo de puntaje para los negocios de nuestros tiempos”, afirma a Día1 Stine Kirstein Junge, head de SDG Acelerador, la aceleradora de de las enfocada en crear productos, servicios y modelos de negocio, cuyo core permita alcanzar las metas de los ODS (o SDG, en inglés). Estos van desde erradicar la pobreza y el hambre, pasando por el acceso a educación de calidad y energía asequible y no contaminante hasta la producción y el consumo responsable, entre otros.

Creado hace tres años en Dinamarca a modo de proyecto piloto, 32 empresas danesas pequeñas y medianas con operaciones globales ya se han ‘graduado’ del programa, que desde este año han iniciado su internacionalización. Ya comenzó a funcionar en Moldavia y espera hacerlo en Bosnia este primer trimestre y luego, en Ucrania, explica Junge.

China e India también han mostrado interés en adoptar el programa y, en Latinoamérica, Uruguay. “Ha habido interés de las compañías estatales. Ellos están interesados en el componente para que los empleados tomen acción”, precisa Junge sobre el país charrúa y comenta que este objetivo está asociado a cambios de hábito, como apagar las luces cuando estas no se necesitan, y reducir la huella de carbono a partir del uso común de transporte privado (también conocido en inglés como “car-pool”).

En todos los casos, explica, la aceleradora se establece en el seno de la agencia local del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que es el organismo de la ONU donde fue creada; y su target son empresas pequeñas y medianas, a las que brinda acompañamiento durante 12 meses para crear las soluciones.

En la región y el Perú

Tres negocios desarrollados por compañías danesas en SDG Acelerador han aterrizado en la región, dos de ellos en el Perú y uno en Nicaragua.

Por un lado, la compañía Sera Scandia, fabricante y comercializadora de productos usados en la biotecnología y la nutrición. Fundada en 1975 en Venezuela y con operaciones alrededor del mundo, la firma ha trabajado en el acceso de hemoglobina deshidratada en polvo para la población que sufre de anemia a través de galletas y salsas. En nuestro país, su socio es el Grupo Fouscas, proveedor de programas sociales y también fabricante de Nutrishake Andino.

La compañía Bluetown, proveedora de tecnología de Internet en zonas aisladas, ha desarrollado operaciones en el Perú y cuenta con oficinas en Ghana, India, Silicon Valley y Tanzania. Su modelo de negocio consiste en la instalación de antenas que funcionan con energía solar y llevan Wi Fi de manera gratuita a la población, toda vez que el costo es asumido por un tercero, para el cual la información recogida a partir del tráfico de datos es relevante, detalla Junge. En la aceleradora explican que Bluetown ya no opera el Perú. Día1 intentó contactarse con la empresa, pero no obtuvo respuesta al cierre de esta edición.

En tanto, la productora y exportadora de miel y cacao Ingemann, basada en Nicaragua, ha desarrollado un software (Soluciones Climática) que permite anticipar requerimientos de 32 cultivos y tres tipos de ganado en base a algoritmos que combinan información climática, del suelo y reportada por los productores. La solución también funciona como herramienta para que las instituciones financieras puedan evaluar el tamaño y riesgo de los créditos para productores. Su objetivo es expandirse en la región, anticipa Junge.

Más datos

► El programa busca captar CEO comprometidos con los ODS y que estos armen sus equipos.

►La propuesta incluye la medición de impactos positivos y negativos de las soluciones creadas. Evaluar estos últimos anticipa a las firmas la reacción eventual del mercado y las ayuda a estar preparadas, dice Junge.

►Las compañías que participan del programa realizan un aporte económico predeterminado, lo que garantiza su involucramiento, explica.

►En el 2018 y el 2019, SDG Acelerador recibió financiamiento por US$1,5 millones y US$2 millones.