Juan Saldarriaga

Los elevados precios de los metales suelen ser un regalo envenenado para la minería. Se vio en el 2011, cuando Ollanta Humala llegó al poder y sentó a negociar a las grandes empresas mineras para obtener un mayor porcentaje de sus rentas a través de la aplicación de un nuevo esquema tributario.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más