El decreto supremo publicado este sábado en el Diario Oficial El Peruano precisa que esta medida tendrá un plazo de 90 días calendario. (Foto: GEC)
El decreto supremo publicado este sábado en el Diario Oficial El Peruano precisa que esta medida tendrá un plazo de 90 días calendario. (Foto: GEC)
Juan  Saldarriaga

Redactor de Dia1 y de Economía y Negocios

juan.saldarriaga@comercio.com.pe

retomó hoy la licitación de , con el lanzamiento del concurso internacional para explorar y explotar el lote 201 (), proyecto de crudo liviano – alta calidad – cuya adjudicación está prevista para el próximo 20 de noviembre.

Cabe recordar que la última subasta lanzada por la agencia de hidrocarburos tuvo lugar en 2014, con ocasión de la extinción del contrato de Pluspetrol en el lote 1-AB (192), concurso que fue declarado desierto (el lote se entregó, finalmente, por negociación directa).




Esta vez, Perú-Petro prevé tener mejor fortuna. En primer lugar, porque más de una empresa ha expresado su interés en el proyecto; y, en segundo lugar, porque éste cuenta con el apoyo del gobierno regional de Ucayali y las comunidades ashaninkas de la zona.

“Como región, estamos listos a colaborar para que la exploración petrolera se realice lo más rápido y obtenga la famosa licencia social”, señaló Tony Tang, asesor del gobernador regional de Ucayali, Francisco Antonio Pezo.

El lote 201 (otrora lote 126) fue explorado inicialmente por Petrominerales, empresa que perforó un pozo, Sheshea-1X, que dio 1.541 barriles por día (bpd) de crudo ultra ligero (hasta 53 API).

Según estimaciones de Perú-Petro, el lote alberga 569 millones de bpd de petróleo en recursos prospectivos y 5,9 millones de bpd en recursos contingentes.

Lote 201, localizado en Ucayali
Lote 201, localizado en Ucayali

Seferino Yesquén, presidente de la agencia estatal, prevé que la exploración demandará no menos de US$90 millones “en trabajos de sísmica, el desarrollo del pozo Sheshea-1X y la perforación de un pozo exploratorio adicional”.

INVERSIÓN EN VEZ DE REGALÍAS
En cuanto a los criterios para escoger al postor ganador, ha quedado establecido que el factor principal será la inversión en exploración.

“No se van a concursar regalías. Se elegirá como acreedor de la buena pro a la empresa que efectúe la mayor inversión en sísmica y perforación de pozos”, explicó Luis Fernández, gerente de contratos de Perú-Petro.

La idea, enfatiza Seferino Yesquén, es que gane quien proponga más pozos exploratorios.

“El objetivo es que la exploración se dirija más rápido a perforar, que es lo que hemos dejado de hacer en el Perú”, señala.