Stephen Hawking, fallecido este miércoles a los 76 años, solía hablar sobre las amenazas existenciales contra la humanidad.
Stephen Hawking, fallecido este miércoles a los 76 años, solía hablar sobre las amenazas existenciales contra la humanidad.
Carlos Hurtado de Mendoza

Reza uno de los preceptos fundamentales de la y el que si quieres vender un producto que no es sexy al consumidor, entonces tienes que incorporarle algo sexy para hacerlo interesante, atractivo, cautivador.

Esa es una fórmula que entendió a la perfección , a quien muchos consideran el científico más importante de nuestra época, después –o a la altura– de Albert Einstein.

Pese a las limitaciones físicas que le provocó la esclerosis lateral amiotrófica que padeció desde que tenía 20 años, Hawking –fallecido la semana pasada a los 76 años– consiguió popularizar sus teorías sobre el universo a tal punto que apareció en series como “Los Simpson” y “The Big Bang Theory”.

A través de sus libros y conferencias, y con un lenguaje simple y claro, el científico británico logró calar en casi todos los rincones del mundo, dejando un eficaz modelo de comunicación para el resto de sus colegas e instituciones dedicadas a la investigación y difusión científica.

Un modelo que será muy útil en el Perú, como refiere a Día1 el publicista Augusto Gutiérrez, director general de la plataforma Código.pe.

“Hawking, como en su momento Carl Sagan y ahora Neil de Grasse (con el popular programa Cosmos), se valieron de su empatía y claridad para difundir sus ideas, hablándole ‘a la señora de la esquina’. Pero también utilizaron una herramienta clave: la tecnología, para darle un toque de ‘espectacularidad’ a sus mensajes”, explica Gutiérrez.

Y añade que, salvando las distancias, algo de eso se ha aplicado en nuestro país, por ejemplo, con el programa “Mad Science”, que lideró el productor y actor Ricardo Morán.

BAJAR AL LLANO

La tecnología, que ayudó a darle voz a Hawking y facilitó algunos de los ‘trucos’ de Morán en “Mad Science”, también ha estado detrás del éxito de paneles publicitarios como el “Atrapa agua”, con el que UTEC obtuvo cinco leones de Cannes en el 2014, y le permite hoy a Cristal obtener registros de la sangre de cientos de miles de hinchas de la selección para conseguir “El rojo de Perú”, su reciente campaña mundialista, como recuerda el especialista en publicidad y márketing Julio Pérez Luna.

“La herramienta y la creatividad están, pero falta que la academia las aproveche”, apunta a su turno Miguel Ugaz, director de contenidos y socio fundador de MU, Márketing & Content Lab.

Tanto él como Pérez Luna señalan que, en esa línea, un buen ejemplo es lo que hace Elmer Huerta, uno de los difusores científicos más importantes del Perú, junto a Tomás Unger. Pero hacen falta más y de forma constante.

Lea más noticias de Economía en…