En tres meses se obtuvo un crecimiento que las plataformas online de los bancos no lograron conseguir en 10 años. (Ilustración: Día 1)
En tres meses se obtuvo un crecimiento que las plataformas online de los bancos no lograron conseguir en 10 años. (Ilustración: Día 1)

La crisis provocada por el coronavirus le está costando caro al sistema bancario del Perú, como a todos los otros vértices de nuestra economía –y le podría resultar aún más costosa si se concretan ciertas iniciativas del Congreso– pero no alcanza para hablar de tragedia.