Miles de millones de datos en riesgo por falla en aplicaciones
Miles de millones de datos en riesgo por falla en aplicaciones
Marcela Mendoza Riofrío

Pensar en compartir datos corporativos por un servicio de mensajería puede sonar lógico, pero ¿es realmente la solución más segura para evitar la filtración de datos ante la competencia? La realidad es que los colaboradores de las organizaciones ponen en riesgo data relevante sin ser conscientes de lo frágil que puede ser la seguridad en Internet.

Según un último estudio desarrollado por Citrix, el 70% de los trabajadores no saben como cuidar datos corporativos y no han sido capacitados al respecto. Ese mismo 70% afirmó que acceden a datos de la empresa desde sus dispositivos personales sin tener que pedir permiso para hacerlo. Y el porcentaje sube a 82% cuando se trata de discutir temas laborales pendientes vía WhatsApp.

Juan Manuel Gómez, gerente de ventas región sur de Citrix, comentó que estas cifras muestran que las empresas no son conscientes de la situación de vulnerabilidad a la que están expuestas debido a la falta de políticas de seguridad adecuadas. El problema abarca tanto a las corporaciones, que no saben qué hacer para controlar el uso de los dispositivos móviles, como a los trabajadores, que suelen no caer en cuenta de los riesgos.

"Al no recibir capacitación u orientación acerca de lo que está permitido o no hacer en la empresa, los empleados toman la iniciativa en cuanto al uso de información, aplicaciones, uso de equipos personales, entre otros", advirtió.

Las empresas, añadió, deben tener en cuenta que estas herramientas permiten ganar en productividad, por lo cual sus políticas no deben ser restrictivas, sino más bien tomarlas como aliadas. Lo importante es diseñar una política de seguridad en donde se defina qué se quiere proteger y cuales son las medidas que se tomarán para salvaguardar la información confidencial, resaltó. 

Almacenamiento en riesgo

Definitivamente el Whatsapp lidera el uso por la simplicidad y rapidez en que se intercambia información, pero también hay otras herramientas y hábitos que generan riesgos. Según el estudio al menos, 55% de los empleados utiliza aplicaciones no corporativas para editar o almacenar información de la empresa donde trabajan (Google Drive y Dropbox son las más usadas). Los trabajadores indican que estas aplicaciones son más fáciles de usar que las entregadas por la empresa. El problema es que a veces las empresas no establecen controles de seguridad en torno a dichas aplicaciones y se confían en que solo se usarán las soluciones propias de la corporación. 

Juan Manuel Gómez advierte que no se trata de prohibir el uso del Whatsapp o similares aplicaciones en donde se comparten archivos o se guardan copias de los mismos. El riesgo, recuerda, es que el móvil puede ser hackeado, extraviarse o ser robado y en ese instante la información corporativa queda expuesta. La solución, indicó, es implementar soluciones de gestión de dispositivos móviles que brinden seguridad sin importar el sistema operativo del teléfono o la red empleada. Dichas soluciones permiten acceder en forma virtual (sin descargarlo en el equipo) a los datos corporativos sin ponerlos en riesgo.