(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Lucero Chávez Quispe

Hacer una excepción en el control de las cuentas del hogar sucede pocas veces en el año, y las celebraciones por suelen ser uno de esos eventos extraordinarios para las finanzas familiares.

Son diversos los indicadores que demuestran que los peruanos son más propensos a gastar un poco más de lo usual con tal de asegurar que en la víspera de Nochebuena, el pavo, el panetón, el chocolate caliente y los regalos se encuentren listos para acompañar la celebración.

Para este año, por ejemplo, se espera que se vendan 30 mil toneladas de panetón (alrededor de 35 millones de unidades, según la Asociación Peruana de Empresarios de la Panadería y Pastelería), de los cuales se espera que el 40% se comercialice durante la semana de Navidad, según el gerente de la división de confitería de Nestlé, Ricardo Bassani.

“La campaña navideña para nosotros empieza el 1 de setiembre [por la magnitud de la acumulación del inventario]. Estamos hablando de un mercado de US$140 millones, en el cual nosotros tenemos el 35% de participación”, señaló Bassani.

En cuanto al pavo, la oferta viene aumentando en 3%, desde hace cinco años. La oferta nacional llegará a los 2,2 millones de unidades durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo de este año, estimó el Ministerio de Agricultura y Riego.

Para el caso del chocolate en taza, de los 28 millones de tabletas que Sol del Cusco –que tiene 87% de la participación del mercado– produce al año, la mitad se vende entre setiembre y diciembre, época de campaña navideña, precisó Jorge Chacaltana, jefe de márketing de Incasur.

(Infografía: El Comercio)
(Infografía: El Comercio)

La misma historia se repite en sectores como el de belleza, donde el mercado crece en aproximadamente 40% para diciembre, según la gerenta de Aruma, Vanessa Chávez; y también en el de centros comerciales, donde el ticket de compra por persona aumenta en promedio 33%, afirmó el gerente general de Megaplaza, Percy Vigil.

“Esperamos un nivel de afluencia de 3,5 millones de visitantes en diciembre por la campaña navideña, medio millón más que en un mes regular. El último fin de semana del mes es el de mayores ventas diarias”, dijo Vigil.

Según el gerente general de Megaplaza, la ropa, calzado y prendas deportivas serán los sectores con mayor impulso en las ventas de este mes.

NO TAN BLANCA NAVIDAD
Pero este año los regalos podrían tardar un poco más en llegar a la región norte del país, ya que muchas vías de acceso, sobre todo en Piura, aún no están reparadas luego del paso del fenómeno de El Niño costero.

“El estado de los accesos bloquea la llegada de proveedores y dificulta el paso para que los consumidores vayan a los centros comerciales”, sostuvo el vicepresidente de la Asociación de Centros Comerciales del Perú (Accep), José Antonio Contreras.

Para el gerente de desarrollo económico del Gobierno Regional de Piura, Eduardo Pineda, los sectores afectados para estas fiestas son los de artesanías y alimentos, ya que “la falta de proveedores limita la posibilidad de acumulación del inventario”.

Sin embargo, según cifras presentadas por el Instituto Peruano de Economía (IPE), la economía de las regiones de la costa norte ya se encuentra en un proceso de recuperación gradual: después de contraerse 1,7% en el primer trimestre del año y crecer 0,4% en el segundo, creció 3% en el tercero.

En este mismo sentido, Contreras dijo que el consumo sí ha aumentado, pero con una tendencia de sur a norte. “Mientras más cerca esté de Lima, más rápido se recupera”, señaló.

Para Víctor Fuentes, economista regional del IPE, el contraste de consumo entre diciembre del 2016 y diciembre del 2017 no debería ser tan alto. “En este mes, el año pasado, El Niño ya se asomaba, por lo que no partimos de una base muy alta. En todo caso, la economía de estas regiones ya se está estabilizando”.

Lee más noticias de Economía...