Tras resolverse el paro de transportes, se estima que en tres meses se puedan ver los resultados. Mientras tanto, el debate del ISC al diésel continúa.
Tras resolverse el paro de transportes, se estima que en tres meses se puedan ver los resultados. Mientras tanto, el debate del ISC al diésel continúa.
Christian Lengua

El sábado último, tras cinco días de protestas, el Gobierno y los gremios de llegaron a un acuerdo para levantar el . Además de llegar a un arreglo por el precio del , también se establecieron algunas medidas en torno al Impuesto Selectivo al Consumo ().

Por ejemplo, se acordó que no se excluya del beneficio de devolución del ISC a toda flota vehicular cuando un vehículo tiene sanción, también se ampliarán plazos para la presentación de documentos para el trámite de devolución. Asimismo, se modificará el monto mínimo para dicho trámite.

MIRA: Paro de transportistas: ¿Cómo impactó la protesta a los precios del mercado local?

Leonardo López, presidente de la Comisión Tributaria de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), comentó que en el caso del combustible en general, incluido el transporte terrestre, el uso del ISC es antitécnico e incorrecto, porque dicho impuesto grava determinados consumos que no son necesarios para la sociedad, y que generan un efecto negativo, como cigarrillos o licores. Pero no es el caso de los combustibles, porque no estamos ante un bien innecesario.

“Si bien puede generar un daño al medio ambiente, hoy en el Perú el combustible para transportar mercancías como vacunas o alimentos es un bien necesario. Siendo así, no hace sentido que el combustible se encarezca con el ISC. Nosotros proponemos que se les devuelva el 100% a los transportistas. Ahora solo se les devuelve el 53%, y deben cumplir con una serie de condiciones como no tener sanciones, por lo que las posibilidades de acogerse son bajas”, indicó.

Para la CCL no se deben poner condiciones para la devolución de dicho impuesto. Es más, propuso que sirva como un crédito fiscal para que el transportista puede usarlo para pagar sus otros tributos. La propuesta es que el ISC no forme parte del costo del combustible y consecuentemente del costo del transporte, con lo que el transportista tendrá mayor liquidez y cumplirá con sus obligaciones.

En esa línea, López saludó la decisión del Ejecutivo de eliminar barreras como las sanciones para la devolución. Pero señaló que al revisar el acta de acuerdo entre transportistas y el gobierno, no queda claro si se les va a devolver un poco más del ISC.

El tributarista observó también que la norma que hoy día dispone la devolución del 53% del ISC es un Decreto de Urgencia en materia tributaria, dictado cuando el Congreso estuvo cerrado y el gobierno de Martín Vizcarra comenzó a legislar a través del DU. El funcionario de la CCL indicó que ahora el Congreso funciona, dichos DU quedan proscritos y el Legislativo debe normar al respecto.

En esa línea, acotó que ya hay un proyecto de ley en el Congreso que propone quitarle la facultad al Ejecutivo de definir la tasa del ISC vía Decreto Supremo ya que contraviene el principio de reserva de ley. “En todo caso, si queremos desincentivar el uso de combustible busquemos otros mecanismos, como los bonos de chatarreo, o crear fondos para cambiar la matriz de consumo a gas natural”, dijo.

EL PRÓXIMO CONGRESO

Por su parte, José Verona, abogado tributarista del Grupo Verona, indicó que más que acuerdos han habido promesas para levantar el paro, por lo que estimó que no se espera que hayan resultados antes de tres meses. Y de todos modos, el debate del ISC al diésel sigue, refirió.

Consideró que al atravesar por una economía alicaída, y al ser el transporte la médula espinar de la industria, un incentivo directo sería no cobrar el ISC al diésel. “Sería un ahorro tremendo, más de un sol de ahorro por galón. Ese ahorro se puede traducir en mayor ganancia para la empresa o menor precio para los consumidores. Por ambos lados se gana”, apuntó.

En concreto, Verona propuse suspender el cobro del ISC por los meses de abril, mayo, junio y julio, con el objetivo de impulsar a todo el servicio de carga.

Precisó también que la recaudación del ISC por consumo de diésel es de S/ 90 millones, de los cuales se devuelven solo S/ 25 millones. “¿Quiénes reciben esta devolución? Las grandes empresas formales con libros electrónicos, que pagan detracción, que emiten facturas y que tienen a su personal en planilla; y de estas son muy pocas”, comentó.

En esa línea, dijo que la medida puede sonar buena para la ciudadanía, pero para la mayoría de transportistas es igual a cero porque ya saben que no van a acceder.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más