Lorely Requejo

En una nueva gala del Premio Creatividad Empresarial, Izipay fue galardonado con el Gran Premio a la con su proyecto “: el aliado para la reactivación de los negocios”. A través de esta iniciativa, la plataforma presentó un conjunto de soluciones en medios de pago para los negocios durante el aislamiento social obligatorio por la pandemia del COVID-19. A la fecha, cuentan con más de 600.000 comercios afiliados y más de 550 colaboradores. Su gerente general, Felipe Venturo, cuenta el desafío que implicó trabajar en este contexto y sus próximos planes.

—¿Cómo ha venido trabajando Izipay durante la pandemia?

Izipay es una empresa de servicios conexos al sistema financiero. [...] En la pandemia, lo que empezamos a mirar es este alejamiento, de no tocar el efectivo. Ahí nos pusimos a trabajar. Primero, en asegurar que toda la red fuera ‘contactless’ (sin contacto) y sin firma ni PIN para transacciones de S/1.950. Todo lo que fue virtual se potenció muchísimo. [...] En el 2021 lanzamos este proyecto que se llama ‘Tap to phone’, que es ‘paga sobre el celular’. Es una aplicación que permite convertir el celular en POS y de manera gratuita. Esta solución permitía al comercio tener una aceptación de pago, [por ejemplo] de tarjeta, QR o link de pago. Nos pareció que era una herramienta muy potente para contribuir en la reactivación económica. Esta vez logramos ganar cinco premios [de Creatividad Empresarial]. Lo que nos toca ver es cómo nos superamos.

MIRA | Reniec: “Estamos trabajando en integraciones con otras entidades”

—¿Cuán retador fue trabajar con esta iniciativa?

Muy retador. Toda la solución la incorporamos en nuestro servicio. La trajimos con los mejores estándares del mundo e hicimos contacto con una empresa en Singapur que tenía este servicio. Tiene un componente operativo y tecnológico alto. No es un negocio de una tecnología incipiente. Es una tecnología muy robusta y además con muchos servidores. Hay mucha inversión.

—¿Hacia dónde apunta Izipay para los próximos años?

Somos autodisruptivos con nosotros mismos. Esa es la esencia y el ADN de la compañía. Nuestra empresa anda buscando cambiar lo que no tiene sentido en la industria de medios de pago para que comprar y vender sea más fácil. Es el propósito que ha nacido de los propios colaboradores. De cara al futuro, se va a potenciar la solución ‘tap to phone’ con más transacciones, va a ser más relevante dentro del mundo nuestro. Va a incorporar más plásticos, más tipos de marcas de tarjetas; y como compañía tenemos un reto bien importante en lograr el liderazgo en comercio electrónico. El futuro para nosotros es comercio electrónico. Estamos poniendo todos nuestros recursos e innovación en ese aspecto. Y también, en generarle a los comercios servicios de valor agregado que puedan ir más allá de cobrar.

—Dado que vienen buscando soluciones, ¿qué deficiencias han identificado con el comercio electrónico?

El comercio electrónico está muy concentrado en Lima. Todavía no hay una adopción de las pequeñas y medianas empresas. [...] El otro problema, que es muy transversal al Internet, es el fraude. Es una constante. El reto del comercio electrónico es identificar si la persona que está comprando, es [verdaderamente ella]. En eso estamos trabajando. Hay un montón de herramientas de inteligencia artificial que utilizamos para determinar la [identidad de una persona]. La biometría facial, por ejemplo.

—¿Cómo cerrará el año Izipay?

Muy bien. Ha sido un año emblemático. Hemos podido coronar con este Premio Creatividad Empresarial, que para nosotros ha sido un reconocimiento muy valioso a todo el esfuerzo de innovación que hicimos este año y en años anteriores. Hemos crecido muchísimo en participación de mercado del mundo virtual y el año que viene, [presentaremos] algunas innovaciones en las verticales de servicios de valor agregado. En eso estamos y creo que es muy importante mantener ese espíritu innovador y autodisruptivo.

—¿Han estimado una cifra de crecimiento?

Doble dígito. Este es un negocio también que crece a costa del efectivo. El Perú todavía es un país que tiene mucho efectivo. Entonces, el espacio para crecer no solamente es competir con otra pasarela u otros competidores locales que hacen lo mismo que nosotros, [sino] competir contra el ‘cash’. El espacio para las empresas de procesamiento como la nuestra, de tecnología transaccional, viene por lucharle al efectivo.




Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más