Carlos Augusto Dammert es presidente de Servicios Aéreos de los Andes, la empresa privada con la flota de helicópteros más grande del país.
Carlos Augusto Dammert es presidente de Servicios Aéreos de los Andes, la empresa privada con la flota de helicópteros más grande del país.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La inquietud empresarial despertó muy temprano en la vida de Carlos Augusto Dammert, presidente de Servicios Aéreos de los Andes. El empresario recuerda que era todavía un niño cuando su abuela, dueña de un fundo agrícola, le cedió una parcela de terreno para que sembrara lo que creyera conveniente y usufructuara el beneficio.

Entonces yo debía tener 12 o 3 años de edad, y lo que hacía era ver cómo iba el avance del sembrío, los gastos y el resultado de la cosecha, que fue de maíz”, explica Dammert.

MIRA: Servicio de delivery de los restaurantes podrá atender las 24 horas durante cuarentena

Su abuela, puntualiza, fue la primera persona que lo motivó a ‘hacer empresa’. La siguiente fue un tío suyo, afincado en Guayaquil, a quien admiraba como gran emprendedor.

Y la tercera fue Manuel Ulloa Elías, legendario político peruano, ministro de economía, premier y senador, con quien laboró cinco años.

Fue Ulloa quien le dio su gran oportunidad, al encargarle la administración de una pequeña empresa gráfica, la cual terminó adquiriendo pero que tuvo que liquidar poco después debido al Fenómeno del Niño (1984).

La experiencia, sin embargo, no lo amilanó. Por el contrario, fue cimentando su interés por formar empresas.

Se vinculó, entonces, al negocio de servicios de comercio exterior, fundando una agencia de aduanas junto a dos socios, e incursionando en el transporte internacional y terrestre, los servicios de almacenaje y la logística aérea.

Carlos Dammert trabajó cinco años con Manuel Ulloa, recordado político peruano, administrando una empresa gráfica.
Carlos Dammert trabajó cinco años con Manuel Ulloa, recordado político peruano, administrando una empresa gráfica.

Fue de esta manera como se integró a Servicios Aéreos Los Andes (2006), empresa que hoy administra la flota de aeronaves ligeras más grande del país…a pesar de las altas y bajas.

NEGOCIO DE ALTURA

De mi experiencia empresarial, el reto más difícil que he tenido es Servicios Aéreos de los Andes”, apunta Dammert.

En efecto, no es inexacto decir que la industria de servicios helitransportados es una de las más especializadas del país por la diversidad de áreas geográficas en las que opera, atendiendo a la industria de gas y petróleo, particularmente, en la selva, donde la logística es mayoritariamente helitransportada.

De allí que cuando el precio del crudo se derrumbó en 2014, Servicios Aéreos de los Andes se vio en aprietos.

Ese vuelco tan drástico - comenta Dammert - hizo que las empresas dejarán de explorar petróleo, lo que originó que cerremos nuestra operación en Iquitos, donde teníamos cinco aeronaves”.

En la vida – señala – hay que ser perseverantes. No tener miedo al riesgo y no dejarse cegar por situaciones negativas”.

Servicios Aéreos de Los Andes se reinventó entonces para llevar su oferta de valor al sector minero y compensar, de esta manera, la pérdida de clientela en el sector petrolero.

La industria de petróleo y gas en la selva ha sido el principal cliente de Servicios Aéreos de los Andes.
La industria de petróleo y gas en la selva ha sido el principal cliente de Servicios Aéreos de los Andes.

Hoy vuela para Las Bambas, abreviando el tiempo de viaje entre la operación minera y el Cusco (la ciudad más cercana) de ocho horas a tan solo 27 minutos. Y también brinda servicios a Antapaccay y Constancia.

NIÑOS DEL ARCO IRIS

En paralelo, Dammert no ceja en su labor social, enfocada en la zona de Urubamba (Cusco), a medio camino entre Camisea y Las Bambas.

Allí contribuye a cimentar la educación integral de cerca de 200 niños de educación inicial y primaria a través de la Fundación Niños del Arco Iris, de la cual es presidente.

En esto dice seguir la tradición de su bisabuela Juana Alarco de Dammert, filántropa y benefactora de la niñez peruana.

El objetivo de la fundación para el 2021 es lograr que los niños urabambinos se eduque bajo un sistema mixto, mitad presencial y mitas virtual.

Carlos Augusto Dammert ha sido nominado al Premio LEC de El Comercio por su labor empresarial y de sostenibilidad social. (Foto: Manuel Melgar)
Carlos Augusto Dammert ha sido nominado al Premio LEC de El Comercio por su labor empresarial y de sostenibilidad social. (Foto: Manuel Melgar)

El mensaje es claro: “Es absolutamente necesario que los empresarios conduzcan con ética sus empresas no solo privilegiando el fin económico, sino como un medio para poder generar apoyo social, oportunidades de trabajo e innovación en armonía con los intereses de la sociedad”, enfatiza el empresario.

Carlos Augusto Dammert ha sido destacado para el Premio Líderes Empresariales del Cambio (LEC), que organiza El Comercio.

TE PUEDE INTERESAR