Adolfo Muro comenta que el 95% de los envíos peruanos hacia las Antillas francesas provienen de Frozen Products Corporation. (Foto: Hugo Pérez/GEC)
Adolfo Muro comenta que el 95% de los envíos peruanos hacia las Antillas francesas provienen de Frozen Products Corporation. (Foto: Hugo Pérez/GEC)
Paola Villar S.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Adolfo Muro reconoce de cerca cómo es la vida en el puerto. No ha vivido toda su vida en uno, pero su trayectoria empresarial, justamente, se remonta a aquellos años en los que inició trabajando en algunos de estos puertos en diversas zonas costeras del país. No en vano, hoy el está a la cabeza de una de las empresas más grandes del sector pesquero; una que, de hecho, fundo casi 30 años atrás.

MIRA: Así hemos cambiado los consumidores peruanos tras un año de pandemia

Fue en 1982, en pleno Fenómeno de El Niño, cuando Muro, según recuerda, decide irse a trabajar a Laguna Grande, en el puerto iqueño de Pisco, coincidiendo con el ‘boom’ de conchas de abanico. El padre de Muro había fallecido alrededor de esa época, cuando el empresario tenía 22 años, y tras ello es que decide dejar la carrera de Administración de Empresas en la Universidad de Lima y dar inicio a un nuevo trabajo; con el objetivo, también, de sacar adelante a su madre y a su hermana.

Concha de abanico.
Concha de abanico.

El empresario se topó entonces con un rubro que empezaba a tomar vuelo, y no perdió el tiempo en reconocer el potencial que había ahí.

Cuatro años después me fui al norte, a Paita, a trabajar también en una planta de congelado, y visualicé que había una gran oportunidad de trabajar en el sector pesquero, en la industria de congelados. Regresé en los 90 a Lima, tras casi cuatro años en Pisco y cuatro años en Paita, y en 1992 formé Frozen Products”, comenta Muro.

MIRA: BCP: Economía peruana habría caído 9% en febrero por cuarentenas focalizadas

CONSOLIDÁNDOSE

Tras poner los cimientos de Frozen Products, de acuerdo a Muro, la compañía inició encargándose de la distribución de productos hidrobiológicos congelados en el mercado interno: pescado, mariscos, langostinos, entre otros; y apuntaron también a negociar la venta con restaurantes, hoteles, compañías mineras, y más adelante supermercados.

En el 2000, cuando ya exportaba sus productos al mercado de EE.UU., llega otro hito para Muro: incursionar hacia mercados europeos como Francia e Italia; y posicionarse en su actual nicho de mercado que son las Antillas francesas, Martinica y Guadalupe.

MIRA: Midagri: Precios de alimentos no deberían subir dado que mercados mayoristas están abastecidos

Con la pandemia, Frozen Products vio retroceder una parte de su mercado entre los meses de abril y junio, en los que el turismo se vio paralizado por la pandemia. En contraparte, Muro comenta que la demanda en los hogares aumentó de forma significativa, y al ser una empresa del sector de alimentos, nunca dejaron de operar. Así, la firma cerró con un crecimiento de 11% el 2020.

De cara al trigésimo aniversario de la compañía, y con dos grandes plantas industriales en San Miguel y Callao, Muro remarca que la premisa será seguir expandiéndose, y apostar por las nuevas tecnologías y formas de venta.

MIRA: Exportaciones de cítricos logran récord histórico tras sumar US$ 262 millones en 2020

Por su lado, Muro seguirá levantándose casi todos los días a las 4:30 a. m.; coordinando llamadas trasatlánticas; y resolviendo aspectos logísticos que lo mantienen conectado al puerto y al mar.

SUSCRÍBETE AQUÍ A NUESTRO NEWSLETTER