Bolsas europeas
Bolsas europeas
Redacción EC

Las se estabilizaban el jueves cerca de unos mínimos en cuatro semanas, en momentos en que los inversores analizaban una serie de resultados trimestrales dispares y aguardan la explicación del Banco Central Europeo () sobre su decisión de recortar el monto de su plan de estimulo económico a partir de enero.

Nokia lideraba los descensos, con un desplome de un 14 %, después de que la compañía finlandesa reportó unas ganancias más débiles que lo esperado de su negocio de equipos de redes, y dijo que el mercado presentó más desafíos.

"Es difícil decir en este momento cuánto podría bajar el consenso (de los analistas) ante tantas declaraciones negativas sobre el 2018", dijeron los analistas de Morgan Stanley.

La caída de Nokia provocaba un declive de un 0,1% del índice paneuropeo STOXX 600 a las 0715 GMT, mientras que el británico FTSE 100 subía un 0,1% y el IBEX restaba un 0,2% ante la incertidumbre sobre la situación en Cataluña.

Los bancos representaron el mayor descenso sectorial, al bajar un 0,6%.

Barclays era la entidad más castigada al caer un 5% después de reportar una ganancia antes de impuestos inferior a la prevista de 1.100 millones de libras esterlinas (US$1.500 millones) en el tercer trimestre debido a la debilidad de su división de banca de inversión.

Los papeles de Deutsche Bank bajaba un 2%, luego de que el banco alemán reportó una caída del 10% en sus ingresos del tercer trimestre por su proceso de reestructuración en un mercado débil.

Sin embargo, las pérdidas en Nokia y en los bancos se vieron prácticamente compensadas por las subidas de empresas como MTU Aero Engines, Neste y STMicro tras presentar una serie de resultados sólidos.

Lea más noticias de Economía en...