Los futuros de oro en Estados Unidos para entrega en diciembre ganaban un 0,2%, a US$1.796,90 la onza. (Foto: AFP)
Los futuros de oro en Estados Unidos para entrega en diciembre ganaban un 0,2%, a US$1.796,90 la onza. (Foto: AFP)
/ SEBASTIAN DERUNGS
Redacción EC

Los precios del oro se encaminaban a cerrar la semana con un alza de casi el 1%, ya que el atractivo del metal se veía impulsado por la decisión de los principales bancos centrales de mantenerse firmes sobre las tasas de interés, a la espera de un importante reporte laboral mensual en Estados Unidos.

A las 0948 GMT, el oro al contado subía un 0,2%, a US$1.794,83 la onza, mientras que los futuros de oro en Estados Unidos para entrega en diciembre ganaban un 0,2%, a US$1.796,90 la onza.

Dado que el informe pendiente sobre las nóminas no agrícolas podría afectar a las expectativas de alza de tasas en Estados Unidos, lo más probable es que desempeñe un papel clave en la forma en que cierra el oro esta semana”, dijo Lukman Otunuga el analista de FXTM.

Los inversores estarán atentos a los datos laborales mensuales de Estados Unidos a las 1230 GMT para obtener una visión crítica de la economía después de que un informe mostró en la víspera que el número de personas que presentó nuevas solicitudes de beneficios por desempleo se redujo drásticamente.

Se prevé que un informe que cumpla o supere las expectativas impulse al dólar y, en última instancia, lastre a los precios del oro. Por otra parte, un informe decepcionante podría hacer que los precios del oro suban”, dijo Otunuga.

Esta semana, la Reserva Federal se mantuvo firme en su opinión de que la inflación será “transitoria” y probablemente no requerirá un rápido aumento de tasas de interés. Por su parte, el Banco de Inglaterra sorprendió a los mercados manteniendo estables los tipos.

El tono moderado mostrado por estos dos bancos centrales ayudó al lingote a hacer frente a las pérdidas iniciales de la semana y ponerse en camino para terminar la semana con un alza del 0,8%.

En otros metales preciosos, la plata al contado operaba sin cambios, a 23,77 dólares la onza; el platino subía un 0,4%, a 1.029,48 dólares; y el paladio avanzaba un 1,3%, a 2.025,10 dólares.