Precio del cobre cae por tercer día consecutivo. (Foto: Reuters)
Precio del cobre cae por tercer día consecutivo. (Foto: Reuters)
Agencia Reuters

Los precios del cobre caían por tercer día consecutivo el viernes, ya que un aumento de los casos de COVID-19 en China, el principal consumidor de metales, y comentarios de los funcionarios de la Reserva Federal avivaron la preocupación por la demanda.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres bajaba un 0.5% a US$ 8,069 la tonelada a las 11:35 GMT, con lo que ha perdido un 4.4% en lo que va de semana y retrocediendo desde los máximos de cinco meses alcanzados el pasado viernes.

El cobre llegó a máximos en parte por la noticia de que China había relajado algunas restricciones sobre el COVID, pero los casos han seguido aumentando esta semana, incluso en grandes ciudades como Pekín y Cantón, avivando los temores sobre el desempeño económico de China.

China anunció una cierta relajación en los márgenes de su política de COVID. Pero el hecho es que están entrando en el invierno y las tasas de infección están aumentando, por lo que no veo que estos controles terminen pronto”, dijo Tom Price, jefe de estrategia de materias primas de Liberum.

El contrato de cobre de diciembre más negociado en la Bolsa de Futuros de Shanghái bajaba un 0.9% a 65,740 yuanes (US$ 9,223.95) la tonelada.

Los pedidos de los compradores han sido pocos desde septiembre. Las confianza es poca, ya que es difícil encontrar algún punto brillante para la demanda el próximo año”, sostuvo un productor chino de tubos de cobre.

Algunos factores han mejorado, como el descenso de la inflación en Estados Unidos y el apoyo de China a su problemático sector inmobiliario, refirió Price.

El escenario para las materias primas ha mejorado marginalmente, pero todavía no es genial. Por lo tanto, seguiremos con nuestra hipótesis bajista durante un poco más de tiempo”, indicó Price, añadiendo que esperaba que los precios de los metales industriales siguieran bajando entre un 10% y un 15% en los próximos meses.

Las señales de aumento de la oferta, con un incremento de los inventarios en los almacenes de la SHFE del 12.7% la semana pasada, hasta 85,817 toneladas, según datos del viernes, también pesaban sobre los precios del cobre.

Entre otros metales, el aluminio LME bajaba un 0.1% a US$ 2,388 la tonelada, el níquel caía un 2.2% a US$ 24,505 y el estaño perdía un 0.7% a US$ 22,435, pero el zinc ganaba un 0.9% a US$ 3,013 y el plomo subía un 1% a US$ 2,171.

Con información de Reuters