Los precios del cobre caían el lunes. (Foto: Reuters)
Los precios del cobre caían el lunes. (Foto: Reuters)
/ Nguyen Huy Kham
Agencia Reuters

Los caían el lunes, ya que las preocupaciones sobre la demanda mundial se veían reforzadas por las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos suba las tasas de interés esta semana.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres bajaba un 0,5% a US$7.723 la tonelada a las 10:37 GMT.

La subida de las tasas de interés en Estados Unidos se traduce en una mayor fortaleza de la moneda estadounidense. Eso hace que los metales que cotizan en dólares sean más caros para los tenedores de otras divisas, lo que pesaría aún más en la demanda.

Los metales están cayendo debido al dólar y el endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos”, dijo un operador. “La crisis energética de Europa podría suponer la paralización de la gran actividad industrial”.

Añadió que las operaciones eran escasas debido a un día festivo en el Reino Unido por el funeral de la reina Isabel.

Los datos estadounidenses de la semana pasada, que mostraron una aceleración de la inflación, han aumentado las perspectivas de una subida de tasas de 100 puntos básicos cuando la Reserva Federal concluya su reunión de dos días el miércoles. Los mercados ya han descontado una subida de tipos de 75 puntos básicos.

Las propuestas de la UE de imponer un objetivo obligatorio para que los países reduzcan el uso de la energía este invierno boreal con el fin de garantizar que Europa disponga de suficiente combustible para los meses más fríos pueden hacer que los fabricantes de la región tengan que reducir o recortar la producción.

Las perspectivas de una posible recesión en Europa, junto con la reciente debilidad de China, han provocado un descenso de las posiciones especulativas, lo que ha hecho bajar el precio del cobre”, refirió el analista de Citi Max Layton en una nota.

Los precios del cobre, utilizado en las industrias de la energía y la construcción, han caído casi un 30% desde que alcanzaron un máximo histórico de US$10.845 la tonelada a principios de marzo.

Entre otros metales básicos, el aluminio bajaba un 0,7% a US$2.260, el zinc caía un 1,2% a US$3.114, el plomo ganaba un 0,6% a US$1.900, el estaño perdía un 1,2% a US$20.875 y el níquel subía un 2,8% a US$24.940 la tonelada.

Con información de Reuters