En lo que va del año la FED ha reducido su tasa de interés en dos ocasiones. Para el Citi, este accionar preventivo sería clave para evitar una caída en la economía.
En lo que va del año la FED ha reducido su tasa de interés en dos ocasiones. Para el Citi, este accionar preventivo sería clave para evitar una caída en la economía.
Luis Fernando Alegría

En los últimos meses las alertas sobre la salud de la economía de han comenzado a encenderse. Algunos bancos de inversión creen que hay probabilidades altas de que la economía norteamericana caiga en recesión, pero para este escenario no es inminente.

“El consumo y el mercado laboral en EE.UU. se mantienen relativamente sólidos y dinámicos. El desempleo está en su nivel más bajo en décadas. Los datos duros dicen que no se ve una alta probabilidad de recesión”, sostuvo Ernesto Revilla, economista jefe de Citi Research.

Sin embargo, las preocupaciones por un escenario adverso sí tiene fundamento. Revilla explicó que los mercados financieros sí muestran datos preocupantes. El más importante de ellos es lo que se conoce como la “inversión de la curva de rendimientos”.

Este fenómeno, en simple, significa que los bonos del tesoro de EE.UU. con vencimiento en tres meses pagan una tasa de interés mayor que los papeles con vencimiento en 10 años, lo que refleja temor en los inversionistas para el corto plazo.

La inversión de la curva de rendimientos se ha visto en periodos previos a las recesiones que ha sufrido EE.UU.; en particular en las tres últimas. Sin embargo, el economista de Citi apuntó que no todas las crisis son precedidas por esto.

Incluso —agregó—, la razón por la que se ha invertido la curva de rendimientos esta ocasión es la política monetaria.

“Hubo muchos programas de alivio cuantitativo en los últimos años, y esto hace que las tasas de largo plazo se hagan más bajas, sin necesariamente anticipar una recesión. Seguimos confiados en un aterrizaje suave”, afirmó.

En lo que va del año la Reserva Federal (FED), el banco central de EE.UU., ha reducido su tasa de interés en dos ocasiones. Para Revilla, este accionar preventivo sería clave para evitar una caída en la economía.

En tanto, advirtió que cabe el riesgo de caer en una profecía autocumplida. El ruido sobre una posible recesión que se genera a nivel mediático –indicó– incrementa la probabilidad de contagiar pesimismo en los consumidores y los inversionistas.