"Europa es la región de crecimiento más lento del mundo"
"Europa es la región de crecimiento más lento del mundo"
Omar Avellaneda

Entrevistamos a , premio Nobel de Economía del 2010 en su visita al Perú. Aunque el economista recibió el galardón por sus estudios en economía laboral, no se guardó comentarios sobre la situación macroeconómica de . Sostiene que, además de tener una política monetaria como grupo, la política fiscal debería ser coordinada, para que la Unión Europea recupere una herramienta clave para hacer política contracíclica. Pissarides llegó al Perú gracias a una invitación del (CIES).

¿Por qué el retorno a un mayor crecimiento en Europa es tan lento? 
Europa se ha movido más lentamente que el resto y sigue avanzando muy lento. Ha habido muchas cosas que han ido mal en los últimos 15 años y me parece que podría ser culpa del establecimiento institucional europeo y las políticas que se han tomado para atacar muchos de los problemas que atravesamos. 

Sigue a Portafolio también en 

¿Que problemas impiden el retorno a tasas más altas de crecimiento?
Particularmente dos, que ocurren con el euro en particular. Uno es que la unión bancaria no fue pensada muy bien cuando la crearon. Se demoraron mucho en crear esta unión bancaria y esto ha tenido muchos efectos en el sector financiero. Europa tenía una moneda única, una autoridad monetaria única de políticas, pero no tenía un supervisor ni lo que se conoce como el prestador de última instancia, así que tenía un banco central incompleto. 

¿Y cuál es el segundo problema?
Nos hemos dado cuenta en los últimos años de que los países de Europa necesitan cooperar con respecto a los déficits y niveles de deuda, pero no están dispuestos a hacerlo. Esto ha creado muchos desafíos.

¿Que debe pasar en el corto plazo para que la economía europea se recupere?
Europa va a regresar al camino del crecimiento cuando la economía mundial se recupere. El principal problema que tenemos es que, si algo nos falla de nuevo, Europa se va a volver a meter a una crisis porque no estamos listos para resolver un segundo choque.

¿Cree que la brecha que existe con Estados Unidos se cierre rápido?
Me parece que nadie podría sostener que Europa va a poder recuperar el camino de crecimiento y cerrar la brecha con respecto a Estados Unidos. Es la región de crecimiento más lento de todo el mundo. Y ese es el gran problema que enfrentamos, pero no parece, sin embargo, que los líderes europeos estén muy apurados para formular una nueva estructura institucional: dan un pasito cada vez, de manera no coordinada, un país predomina y los otros tienen que seguir al líder y es muy difícil organizar una unión de países para tomar el tipo de decisiones tan importantes que se requiere.

¿Qué países de la Unión Europea requieren hacer reformas para apuntalar su crecimiento?
Bueno, la Europa del sur tiene que hacer reformas estructurales. España ha tenido cierto éxito, Italia, con el primer ministro Matteo Renzi, también lo está haciendo, Grecia ha prometido que lo va a hacer, pero no hay evidencia de que haya el deseo de querer implementar las reformas. Estos han sido los países problemáticos en cuanto a los reformas estructurales. Sin embargo, lo que es más urgente, como dije, es que haya una coordinación de la política fiscal, o que crezca la escala del Banco de Infraestructura Europeo, que ya está haciendo un trabajo bastante bueno, pero con una  escala de operaciones muy por debajo de lo que se necesita. 

¿Cuál es el marco institucional que usted propone para mejorar las tasas de crecimiento en Europa?
Se debe mejorar la coordinación fiscal. Solo hay una manera de mejorar la coordinación fiscal y es que los países acepten hacer transferencias entre países. Si un país tiene un nivel alto de deuda, está en recesión y no puede pagar sus propias cuentas, otro país que está en mejor situación podría financiar los proyectos de inversión o las transferencias a los trabajadores para sacar al país de la recesión. 

¿Pero eso no sería premiar a los países que hacen mal las cosas? ¿Cómo sabremos si los países se portarán bien en el futuro?
Lo que se necesita es una supervisión eficaz, que los países cumplan con las reglas y no que hagan lo que les parece, es decir, decisiones discrecionales. Ahora tenemos reglas, las reglas de Maastrich que se supone que los países mantengan un déficit de 3% y niveles bajos de deuda, pero no hay exactamente reglas sobre qué es lo que hay que hacer con los que rompen las reglas y las siguen rompiendo todo el tiempo. Han roto las reglas como 40 veces y el primero en hacerlo fue Alemania.

La población europea está envejeciendo. ¿Cree que la inmigración ayude a mitigar este problema?
Hay un serio debate actualmente sobre cómo atacar el problema de la inmigración. Alemania ha tratado de lograr la cooperación de otros países, pero la han rechazado, sobre todo los países sobre los cuales se han aplicado medidas económicas drásticas. 

¿Eso es entonces lo que evita mayores avances sobre el tema de la inmigración?
Me parece que esta rivalidad está causando una ruptura dentro de la Unión Europea. Lo que es fundamental para la Unión Europea, más que un área de libre comercio, es el hecho de que exista la posibilidad de que la población, el recurso humano, se pueda mover a través de las fronteras sin restricciones. Y ahora los países están cerrando sus fronteras para evitar que crucen los refugiados sirios o incluso los ciudadanos de otros países europeos, y una vez que cierran las fronteras desaparece la idea de la Unión Europea, que es un reflejo de que las cosas no están funcionando bien. 

Pero la inmigración en general puede ayudar a Europa.
En lo que se refiere al envejecimiento de la población y la planificación a largo plazo, me parece que sí. Había un argumento a favor de mayor inmigración para que se pueda mantener la edad de jubilación y se puedan dar ciertos beneficios. Por ejemplo, que haya más facilidades para el cuidado de los niños, pero ahí hay un problema de impuestos. 

Por ejemplo, o pagas más impuestos para financiar esos servicios o permites que ingresen más inmigrantes en esos países. Pero también va a haber que crear los servicios para atender estas grandes cantidades de inmigrantes que están entrando.

Siendo usted un experto en el mercado laboral, ¿qué medidas ayudarían a que suba la formalidad en un mercado como el peruano? 
Una medida que definitivamente no tendría gran impacto sería tener un policía que controle todo. Lo que se debe hacer es dar incentivos para que las empresas formalicen los empleos, para que así la gente ingrese en el mercado laboral formal. 

¿Cuáles serían esos incentivos?
Los incentivos son no ponerle muchos impuestos a la creación de puestos, no debería haber mucha interferencia. Pero el gobierno sí tiene que crear una red de seguridad para los pobres, pero solo para los que ya están formalizados, en un empleo formal, porque no se trata de darle una red  a los que están fuera del sector formal. Es decir, tener un empleo formal es la manera de ingresar en la red de protección social y para que se creen estos puestos de trabajo hay que dejar que el mercado laboral funcione con toda libertad y el gobierno crea esta red de seguridad social de los empleados formalmente. Esto sería el incentivo para formalizar el sector informal del mercado laboral.