La economía mundial podría haber alcanzado "su pico de crecimiento" e iniciado una desaceleración, dijo la OCDE. (Foto: Reuters)
La economía mundial podría haber alcanzado "su pico de crecimiento" e iniciado una desaceleración, dijo la OCDE. (Foto: Reuters)
Redacción EC

El indicador principal compuesto de la advierte que el impulso está disminuyendo en las principales economías del mundo; sumándose a las advertencias de recesión provocadas por las cifras industriales en  y la caída de las cifras comerciales de .

De esa manera, este indicador —diseñado para anticipar los puntos de inflexión con seis o nueve meses de antelación— se ha estado reduciendo desde principios del 2018 y volvió a caer en noviembre del mismo año. 

En ese sentido, la OCDE destacó a Estados Unidos y Alemania, de los cuales la entidad ya ha confirmado los "signos provisionales" de una desacelaración.

► 
► 
► 

El indicador económico de la OCDE, tras apenas dos semanas desde el inicio del 2019, da a conocer una serie de cifras que proyecta que el crecimiento del año podría ser incluso más lento de lo que se prevé actualmente. 

Al respecto, Bloomberg Economics señala que los datos apuntan a una "desaceleración, no a un debacle". Pese a ello, califican la pérdida de impulso como "sorprendente". 

CHINA
​En cuanto al gigante asiático, las tensiones comerciales con EE.UU. aparecen en los datos. Las exportaciones chinas cayeron 4,4% en diciembre respecto al año pasado,  lo que indica el peor desempeño en términos de dólares desde el 2016. Del mismo modo, las importaciones cayeron más del 2016, lo que da señales de un debilitamiento de la demanda en el país que podría tener implicaciones para los exportadores a China.

ZONA EURO
​La industria en las principales economías de los países que conforman la Zona Euro tuvo un mes sombrío en noviembre, con una disminución de la producción en 1,7%. Una caída en Alemania produjo sospechas de que la economía podría reducirse por segunda vez este trimestre, lo que llevaría a una recesión técnica. Además, existen preocupaciones sobre la economía italiana, mientras que las protestas en Francia han golpeado su crecimiento.

ESTADOS UNIDOS
Según el último informe de nóminas, el crecimiento del empleo en EE.UU. sigue siendo fuerte; sin embargo, los indicadores de actividad se han debilitado. 

Asimismo, en el índice clave de fabricación del Instituto de Gestión de Suministros está en un mínimo de dos años, y el mercado de vivienda se está enfriando. 

No obstante, se proyecta que la expansión general se modere este año, en parte debido al aumento gradual de los recortes de impuestos del Gobierno estadounidense. 

Por su parte, los formuladores de política de la Reserva Federal (FED) son conscientes del cambio de perspectivo y han mencionado que podrían detener su ciclo de alza en las tasas de interés, mientras se aclara la situación. Jerome Powell, presidente de la FED, dijo la semana pasada que la entidad puede ser "paciente y flexible y esperar a ver la evolución".