Dólares. (Foto: Luis Acosta / AFP)
Dólares. (Foto: Luis Acosta / AFP)
Agencia EFE

Agencia de noticias

Las mil personas más ricas del planeta necesitaron apenas nueve meses pare recuperarse del impacto económico ocasionado por la pandemia, algo que, en cambio, podría llevar una década a la población más pobre del mundo, denuncia hoy un informe de Oxfam.

El documento titulado “El virus de la desigualdad” subraya que la covid-19 tiene el potencial de aumentar la desigualdad en casi todos los países y alerta de que su incremento implica que las personas que viven en la pobreza tardarán al menos 14 veces más en volver a los niveles prepandemia que el millar de personas que copan la lista de grandes fortunas del mundo, especialmente varones blancos.

MIRA: Millennials seguirán ganando protagonismo como compradores de viviendas, según VeMás

Para llegar a estos hallazgos, Oxfam llevó a cabo un sondeo global entre 295 economistas de 79 países, del que se desprendió que el 87 por ciento de los participantes -entre ellos Jeffrey Sachs, Jayati Ghosh y Gabriel Zucman- esperaban un “incremento” o un “aumento importante” en la desigualdad de los ingresos en sus países como resultado de la crisis del coronavirus.

El informe muestra cómo el actual sistema económico permite a la élite de súper ricos amasar fortunas en medio de la peor recesión acontecida desde la Gran Depresión mientras que miles de millones de ciudadanos tienen problemas para cubrir necesidades básicas.

Esto pone de relieve cómo la pandemia está ahondando en las divisiones económicas, raciales y de género.

Entre sus conclusiones, apunta que la recesión ha terminado para los más ricos y que las diez mayores fortunas del mundo han visto su riqueza aumentar desde el inicio de la pandemia en más de medio billón de dólares, que sería suficiente para pagar vacunas contra la covid-19 para todo el mundo y asegurar que nadie queda sumido en la pobreza por el virus.

LAS MUJERES, MÁS AFECTADAS

También detectó que las mujeres han sido, una vez más, las más afectadas y que la desigualdad está costando vidas, con los brasileños descendientes de africanos con un 40 % más de probabilidades de morir por coronavirus que la población blanca.

Dentro de ese apartado, el informe señala, por ejemplo, que las tasas de infección y mortalidad son mayores en áreas más pobres de países como Francia, India y España mientras que en Inglaterra, las regiones más pobres experimentan índices de mortalidad del doble de las zonas más ricas.

El texto revela asimismo que las economías más justas son clave para lograr una recuperación económica rápida.

“Somos testigos del mayor aumento en desigualdad desde que (ésta) se empezó a contabilizar. La profunda división entre ricos y pobres está siendo tan mortal como el virus”, remarcó Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam International en una nota.

Agrega que “las mujeres y los grupos raciales y étnicos marginales están soportando la peor parte de la crisis. Es más probable que sean empujados a la pobreza, al hambre, a ser excluidos de los cuidados sanitarios”.

Oxfam indica que las fortunas de los multimillonarios se recuperaron pese a la continuada recesión y su riqueza total llegó a los 11,95 billones de dólares en diciembre de 2020, equivalente al gasto total de los Gobiernos del G20 destinado a la recuperación de la covid-19.

“La desigualdad extrema no es inevitable pero se trata de una opción política. Los Gobiernos deben aprovechar esta oportunidad para construir economías más igualitarias, más inclusivas, que pongan fin a la pobreza y protejan el planeta”, agrega Bucher.

Añade que la lucha contra la desigualdad debe situarse “en el corazón del rescate económico y los esfuerzos de recuperación” y los Gobiernos han de asegurar que todo el mundo tiene acceso a una vacuna y apoyo financiero en caso de pérdida de empleo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR