Summers: No hay señal contundente para elevar tasas de la Fed
Summers: No hay señal contundente para elevar tasas de la Fed
Omar Avellaneda

Durante su visita a nuestro país, pudimos entrevistar a , economista norteamericano que ha tenido la responsabilidad de liderar las finanzas de los y quien fuera el economista principal del entre 1991 y 1993. Nos mostró su preocupación por la lenta recuperación de la actividad , además de los retos que hoy atraviesa la economía más grande del mundo para retomar una senda de crecimiento del PBI más elevada.

Summers vino al país invitado por el banco de inversión a una presentación exclusiva para sus clientes,en el marco de la junta anual de gobernadores del Grupo Banco Mundial y del

Sigue a Portafolio también en 

¿Cuáles son los principales riesgos que enfrenta la economía mundial en la actualidad? 
Las preocupaciones que tengo sobre la economía global es que tenemos un estancamiento económico en la producción de los países industrializados, con baja y con tasas de interés muy bajas. La segunda preocupación que tengo es que hay muy poco espacio para que se reduzcan las tasas de interés en el caso de que exista una nueva caída de la demanda.

La tercera preocupación que tengo son los problemas que tiene la economía de . Y la cuarta preocupación que tengo sobre la economía mundial es que hay una serie de problemas estructurales que están apareciendo en los países emergentes y en desarrollo que están llevando a que se produzca una salida sustancial de capitales en dichos países.

Así, tenemos que es la combinación de todos estos factores subyacentes de lento crecimiento con tendencias deflacionarias, la poca flexibilidad existente en la política monetaria debido a las bajas tasas de interés, los problemas en China y en general dentro de los y en desarrollo, lo que me lleva a pensar que nos dirigimos a un período muy difícil y retador para la economía mundial.

Usted menciona que no hay suficiente espacio para hacer una política monetaria más expansiva en los países desarrollados. ¿Cree que hay espacio en dichos países para hacer políticas fiscales más expansivas?
Yo sí creo que hay más espacio para realizar una política fiscal expansiva dentro de los países desarrollados. Estoy convencido de que la política fiscal debería ser más usada ahora para impulsar la demanda y debería ser usada más activamente en el caso de que ocurra una caída en la actividad económica. Asimismo, no creo que los problemas del mundo puedan ser completamente atacados a través de la política monetaria.

Dentro del ámbito de la política fiscal, ¿qué cree usted que el gobierno de Estados Unidos puede hacer para impulsar su crecimiento económico?
Creo que la prioridad en Estados Unidos debe ser corregir la inversión en infraestructura, la cual está sustancialmente rezagada. La inversión en infraestructura incrementaría la demanda en el corto plazo. Asimismo, ello incrementaría la capacidad de crecimiento de la economía de Estados Unidos en el mediano plazo y además reduciría las cargas en generaciones futuras que, de otra manera, tendrían que ser afrontadas por el mantenimiento de las firmas en el largo plazo. 

¿Qué otras reformas son necesarias para que Estados Unidos vuelva a lograr mayores tasas de crecimiento? ¿Qué medidas se requieren?
Bueno, yo creo que hay varias cosas que se deben mirar. Las medidas son tan diversas que van desde el permitir que se puedan realizar exportaciones de petróleo e incentivar más el uso de oleoductos para el transporte del crudo hasta incentivar mayores niveles de inversión en investigación y desarrollo, que permitiría más inversión en tecnología, sobre todo en las áreas relacionadas a las ciencias de la vida.

Creo que hay espacio para realizar reformas sustanciales en muchas ciudades del país, en el uso de la tierra, que permitirían a las personas vivir mejor, además de lograr mayor eficiencia económica y con precios de viviendas más bajos. Yo creo que hay muchas reformas estructurales en muchas áreas que ayudarían a mejorar la eficiencia en la economía de Estados Unidos.

No quiero llamarla una reforma estructural, pero creo que una reforma importante es la reforma de inmigración, donde podemos fortalecer nuestra economía de manera sustancial al permitir más inmigrantes, sobre todo los más hábiles.

¿Cree que el daño hecho por la crisis del 2008 es permanente para la economía norteamericana?
Yo creo que la evidencia es muy fuerte en favor del trabajo que Olivier Blanchard y yo hicimos, en 1986, con respecto al efecto histéresis. Los efectos de la histéresis se refieren a la idea de que cuando tienes una caída de la producción generada por factores cíclicos, los impactos negativos tienen una larga duración. Y en particular, un choque de una sola vez reduce el crecimiento potencial de la economía por un largo tiempo. Y esa historia parece cuadrar con la experiencia de los países industriales cuando tuvieron choques negativos en años recientes.

¿Qué es lo que deben hacer las economías para evitar que sus tasas de crecimiento continúen siendo revisadas a la baja?
Sabes, hay un principio general que fue dicho por el ex presidente de México Ernesto Zedillo de que los mercados usualmente sobrerreaccionan. Por lo tanto, la política económica tiene que sobrerreaccionar, y creo que la mejor respuesta al bajo crecimiento es un compromiso mejorado para hacer reformas. Por otro lado, la agenda de reforma correcta puede diferir de país a país. Sin embargo, creo que se deben hacer cambios estructurales en las economías.

Hace un tiempo usted criticó a Yellen por su postura de iniciar pronto el incremento de las tasas de interés en Estados Unidos. ¿Cuándo se debería dar el inicio de las subidas de tasas?
El momento para incrementar las tasas de interés debe ser cuando la inflación esté subiendo por encima del 2% y cuando haya una aceleración sustancial de la inflación, o cuando haya alguna señal de que hay un tipo peligroso de euforia a punto de estallar.

Pienso que en este momento de significativa aprensión en los mercados financieros y una expectativa general de que la inflación no llegará a ser tan alta como 2%, por un período de 10 años, creo que hay muy pocas razones, creo que no hay un caso muy contundente para iniciar la subida de tasas de interés.

Pero si mantienen las tasas muy bajas, podrían tener un serio problema con burbujas en el sistema financiero. ¿Eso no le causa mucha preocupación? Hoy podrían estar por gestarse o estallar burbujas en activos…
Creo que tenemos más problemas ahora en los mercados financieros con muy poca confianza que cuando existe mucha confianza. Pienso que ese razonamiento era más plausible hace algunos meses atrás de lo que es ahora, luego de la incertidumbre que ha sido introducida en los mercados financieros.

Finalmente, ¿cómo cree usted que EE.UU. debe afrontar el crecimiento de China como potencia mundial?
La historia nos enseña que siempre que emerge una nueva superpotencia económica, habrá una serie de asuntos importantes por resolver. Va a ser un reto para la siguiente generación de China y EE.UU. diseñar un modo en el que China pueda desempeñarse más como un consumidor y aliado que como un competidor o adversario. Eso requerirá mucha reflexión en el campo económico y en otros.