Southern: Ampliación de mina Toquepala tiene avance de 45%
Southern: Ampliación de mina Toquepala tiene avance de 45%

(Bloomberg). Los inversores se están cansando de las  tras inyectarles la mayor suma de dinero en siete años.

Los flujos de entrada a las materias primas desaceleraron a US$2.400 millones en julio, la menor suma desde que se retiró dinero en diciembre, dijo Barclays Plc en un informe el jueves. Con la reducción —nada inusual para esta época del año— las inversiones ascendieron a casi US$51.000 millones en lo que va de 2016, la mayor suma desde 2009.

Hay una gran posibilidad de que el interés por las materias primas haya tocado su techo, en tanto fue impulsado principalmente por inversores que buscan refugio en los metales preciosos, lo que insinúa inquietudes más amplias por los fundamentos de las materias primas, dijo Barclays.

Con todo, a pesar de que los precios cayeron más de 20 por ciento en el segundo semestre de los últimos dos años, esta vez no tendrán un desempeño tan malo. En parte eso será porque el petróleo avanzará a medida que reducciones de suministro ayuden a eliminar un excedente, según el banco.

“Normalmente, en el segundo semestre, los precios de las materias primas tienden a no presentar un gran desempeño”, dijo Kevin Norrish, director administrativo de investigación sobre materias primas de Barclays en Londres, en entrevista telefónica. “No tendrán un desempeño ni por asomo tan malo como el de los últimos dos años”.

El Bloomberg Commodity Index de 22 materias primas avanzó 6,9 por ciento este año en tanto las mineras redujeron la producción, mientras que el oro y la plata saltaron por la demanda como reserva de valor y alternativa a las monedas. En los cinco años anteriores, el indicador retrocedió cerca de 3 por ciento en el primer semestre y 11 por ciento en el segundo.

Hay otra señal de que los administradores de dinero están perdiendo el interés. Tras alcanzar el número más alto en dos años en junio, fondos de cobertura y otros especuladores redujeron 38 por ciento sus posiciones largas netas en 18 materias primas, muestran datos del Gobierno estadounidense compilados por Bloomberg.

La forma en la que los inversores están negociando materias primas parece estar cambiando. Ciertos productos que cotizan en bolsa (ETP, por sus siglas en inglés), en particular para los metales preciosos y el petróleo, se popularizaron más que los índices, según Barclays. El banco monitorea los flujos a los ETP, permutas de índices y notas a mediano plazo.

Los inversores “son mucho más estratégicos en comparación a 2009-2010, cuando la idea era invertir más a largo plazo”, dijo Norrish. “Ya está cambiando el equilibrio, y la generación de retornos, que es lo que atraía a los inversores estratégicos, no será ni remotamente tan atractiva” en el segundo semestre, dijo él.