Algodonera Peruana ingresará a e-commerce con marca propia
Algodonera Peruana ingresará a e-commerce con marca propia

En plena crisis en la industria local, las compañías están aplicando distintas estrategias para no perder vigencia ni competitividad  en el mercado. Una de ellas es la hilandería Algodonera Peruana (Alpesac).

Con 23 años de experiencia en la creación de hilos y telas a base de algodón, la empresa alista la creación de su propia de prendas de vestir que se vendería a través de a fines de año, adelantó Diego Fernández de Paredes, gerente general de la compañía.

"La ventaja de colocarnos en este canal está en el costo y el alcance. Vamos a llegar al segmento que queremos más fácil que dentro de una cadena de tiendas y con un nivel de inversión mínimo", detalló a El Comercio.

Su incursión comercial sería con dos líneas de prendas de vestir. La primera, enfocada en damas, y la segunda en niños y varones, agregó el ejecutivo. 

Sumado a este nuevo negocio al que ingresarían, la empresa busca establecer alianzas estratégicas dentro de la cadena industrial así como llegar a nuevos mercados. "Queremos llegar a más mercados regionales", apuntó.

Algodonera Peruana tiene la capacidad para hacerlo. Al contrario de lo que sucede en el sector, su nivel de exportación pasó de 20% al 2013 a casi 60% en lo que va del año, comentó el ejecutivo. "Esperamos que la facturación crezca entre 15% y 20% este año", apuntó Fernández de Paredes.

MIRADA SECTORIAL

Con un sector que ha ido reduciendo los campos de cultivo de su materia prima, el algodón, el empresario exhortó al Gobierno dejar de desincentivar su siembra. "Se puede mejorar la competitividad a través de incentivos productivos y tecnificación, así como el desarrollo de más mercados en el exterior", agregó.

El directivo señaló que del lado empresarial, la compañía buscó el encadenamiento de los agricultores. Sin embargo, problemas en la asociatividad para comercializar productos (como hilados o telas) han hecho que un proyecto casi cerrado no vea la luz tras un año de trabajo en su puesta en marcha.