Cinco productos que te ayudan a pagar sin llevar efectivo
Cinco productos que te ayudan a pagar sin llevar efectivo
María José Gallo Gold

En los últimos 10 años, la , como parte de la población económicamente activa (PEA), ha crecido en 25%, cinco puntos porcentuales por encima de los hombres y representa el 50,2% de este grupo, señala Luigi Lindley, gerente general de Experian. Según un estudio realizado por este buró de información, entre los no , las mujeres presentan mejores puntajes de pago que los hombres.


El objetivo del estudio fue medir cuánto puede contribuir la mujer al sistema financiero peruano. Así, de los 11,5 millones de mujeres en la PEA, el 73% cuenta con información que permite ubicarlas (un teléfono, un crédito o información de venta directa, entre otros). De este grupo, el 61% cuenta con información suficiente para acceder a una evaluación crediticia.

En este grupo, se observa que las mujeres se encuentran concentradas en actividades de trabajo no tradicionales como comercio y servicios, señala Lindley. En esta línea, añade, las mujeres estarían invirtiendo en actividades de autogeneración de empleo y, así, generando sus propios ingresos.

“Cuando se analizan los tipos de crédito, sobre todo la relación entre el consumo y la microempresa, vemos que el microempresario no tiene tan dividida su billetera, no discrimina los tipos de crédito”, explica Lindley. Así, cuando se analizan los créditos otorgados a mujeres, el 54% de estos se dieron a mujeres que podrían estar vinculadas a la generación de negocios o nuevos ingresos para ellas.

Al segmentar a las mujeres nuevas que ingresaron al sistema bancario en el 2015, de una muestra de 125 mil mujeres nuevas en el sistema financiero, el 41% se bancarizó con un producto microempresa.

La mujer bancarizada, actualmente, está entre los 35 y 45 años y tiene un ingreso promedio entre los S/750 y S/1.300 mensuales.

En el grupo de las mujeres no bancarizadas y sin información para ser calificadas en el sistema crediticio (3,4 millones), se encontró que las mujeres presentan un menor riesgo en la probabilidad de mora que los hombres.

Así, la mujer no bancarizada tiene en promedio 39 años, principalmente es de Lima y con un puntaje, según Experian, de 492, lo que significa que solo 7 de cada 100 podrían incurrir en una mora.

Otro de los hallazgos del estudio es que, según la zona geográfica, las mujeres en el sur obtienen un puntaje bastante mayor que el promedio (525). Las mujeres del sur tienen un mejor comportamiento crediticio que el del resto del país y son más jóvenes que el promedio nacional, 37 años. 

TAGS RELACIONADOS