El Congreso gastó en cuatro años más de S/.85 mlls. en asesores - 1
El Congreso gastó en cuatro años más de S/.85 mlls. en asesores - 1
Marcela Mendoza Riofrío

Poseer una norma que evalúe y ponga condiciones previas a la compra de empresas para evitar participaciones de mercado ‘monopólicas’ es un tema que en la actualidad ya debería ser debatido en el pleno del Congreso, afirmó el legislador .

El congresista propuso un proyecto en este sentido en abril del 2012. La Comisión de Defensa del Consumidor aprobó un texto basado en la propuesta de Jaime Delgado, pero complementada con el aporte de Indecopi, que sería el encargado de establecer la citada autorización previa. El texto debía debatirse también en la Comisión de Economía, pero no ha sido una prioridad en la agenda.

Sigue a Portafolio también en

Juan Carlos Eguren, congresista de la bancada PPC-APP, consideró que sería útil que el tema sea debatido en esta última comisión, pero no porque se acabe de anunciar la compra de Backus (SABMiller), sino para evaluar si es una medida que promueva la libre competencia.

“No descartaría la propuesta de plano, la estudiaría con cuidado para ver si es o no nociva”, opinó Eguren, quien considera que existen algunos sectores concentrados, como el financiero, en donde cabría al menos la duda.

Pero, para el legislador, este criterio no se aplica a la cerveza, pues no es un bien de primera necesidad que justifique supervisión.

MÁS BUROCRACIA “Siempre que hay una fusión grande que afecta nuestro mercado se reaviva el debate sobre la ley de control de fusiones”, destacó Teresa Tovar, socia del estudio Echecopar.

“Ya ha habido tres propuestas, pero a lo largo de estos años han prevalecido las razones para oponerse al régimen de control previo de fusiones”, agregó.

Según Tovar, las razones para no recomendar el control previo en el país es que implica procedimientos costosos que generan mucho papeleo y burocracia sin una utilidad real demostrada, pues somos un mercado pequeño en donde puede ser beneficioso tener pocos rivales.

Además, recalcó, para evaluar cada compra se necesitan análisis muy sofisticados que implican proyectarse para predecir el futuro y se corre el riesgo de que, ante la falta de adecuados recursos, se termine aprobando medidas equivocadas que impidan concretar uniones que beneficiarían a los consumidores.

SOLUCIONES A LA MEDIDA

Según Jaime Delgado, existen 92 países que tienen control previo a las fusiones y puede que surjan más, porque la recomienda regular este tema.

Sin embargo, Enrique Oliveros, socio de EY, aclara que esta regulación no sería aplicable en nuestro país porque aquí la realidad es a la inversa: tenemos una gran cantidad de sectores en donde hay muchos competidores pero lo ideal para ellos es que solo existan pocos y así sean más fuertes para salir a competir al exterior.

Mauricio Olaya, socio del estudio Muñiz, añadió que no tener esos controles es justo una de las grandes ventajas comparativas con las que cuenta nuestro país frente al resto de países de la región ante los inversionistas globales. No tener esos procedimientos de control nos permite evitar la incertidumbre y demoras en las fusiones, resaltó.