Maricielo Garvan

, es un novedoso servicio de restaurante suspendido a 45 metros de altura en los cielos de , Lurín. El sistema utiliza una grúa para elevar a 22 comensales alrededor de 45 minutos, en cómodos asientos rotatorios que pueden girar a 180° alrededor de la mesa-barra, asegurados por un sistema de correas con cuatro puntos de anclaje. 

La plataforma tiene en el centro de la mesa-barra capacidad para cuatros personas más, un cheff, dos asistentes de cheff y un supervisor de seguridad. Los horarios de atención van de miércoles a domingo en cuatro turnos por día, el costo por comensal que incluye IGV, es de US$100 para un Brunch y de US$140 para el almuerzo o cena.





La franquicia belga funciona en ciudades como París, Dubai o Shangái, empezó sus operaciones en el 2006 y hoy se encuentra presente en más de 60 países alrededor del mundo. El empresario Edgard Reaño, representante de la marca en Perú y dueño de la marca Mirabus, indicó que la franquicia ha sido comprada por 10 años y la  inversión realizada fue superior al millón de dólares. Después del primer año, el empresario evaluará abrir la firma en Asia, Paracas y Cusco.

Los comensales a una altura aproximada de 18 pisos podrán divisar la ciudad sagrada de Pachacámac, el Océano Pacífico con la isla en forma de ballena y el verde panorama de Mamacona. 

MEDIDAS DE SEGURIDAD Y REQUISITOS
La revista Forbes catalogó a la empresa como uno de los diez restaurantes más inusuales del mundo, no obstante, la franquicia cuenta con un riguroso proceso de seguridad.

Edgar Reaño, señaló que todos los comensales al pagar su reserva cuentan automáticamente con un seguro personal de accidentes en caso de algún siniestro, este tiene una cobertura de hasta US$ 100.000. Para que la franquicia funcione, el empresario indicó que fue necesario superar tres certificaciones internacionales además de las que establece las autoridades peruanas.

La plataforma suspendida a 45 metros de altura, que incluye la mesa-barra con los 22 comensales, más el personal de servicio pesa siete toneladas y la grúa alemana que la sostiene tiene una capacidad de 120 toneladas.

Los oferta gastronómica en los cielos de Lurín está dirigida a todos los comensales mayores de 6 años y estos no debe superar los 110 kg, además, señaló que por motivos de seguridad las mujeres en gestación no podrán subir.

Las reservas se harán de forma electrónica a través de www.dinnerinthesky.com.pe o por teléfono, también es posible hacer reservas privadas en horarios y fechas establecidas por el cliente. 

El empresario Reaño, apuesta por nuevas propuestas en el turismo y aseguró que se encuentra en conversaciones para realizar la compra de una nueva franquicia originaria de la isla de Malta, un ómnibus anfibio con 18 compartimentos con un turbo hélice en el centro y que  en el mar se convierte en un yate. Esta nueva franquicia funcionaría en el Callao y ofrecería sus servicios el próximo año.