El Grupo Graña y Montero reportó las cifras al cuarto trimestre del 2018. Logró reducir la deuda total de la compañía en US$174 mlls. (-21%), alcanzando los US$654,67 mlls., un resultado obtenido por la ejecución del plan de reducción de deuda.
El Grupo Graña y Montero reportó las cifras al cuarto trimestre del 2018. Logró reducir la deuda total de la compañía en US$174 mlls. (-21%), alcanzando los US$654,67 mlls., un resultado obtenido por la ejecución del plan de reducción de deuda.
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

La compañía peruana ha decidido no licitar por contratos de obras públicas por ahora y enfocarse en el sector privado, dijo hoy el CEO Luis Díaz.

GyM sí podría considerar presentar ofertas por contratos bajo el esquema de asociación público-privada (APP) en el país, aclaró Díaz durante una conferencia telefónica sobre ganancias. 



El CEO dijo que la compañía está apuntando a obtener US$1.300 millones en ingresos este año, US$40 millones en ingresos netos y una deuda por debajo de US$500 millones.

“El primer trimestre fue lento, pero dada la actual cartera de obre, la compañía está cerca del objetivo de ventas para el 2019 y será selectiva cuando analice nuevos contratos”, comentó el CEO.

“A Graña y Montero no le urge tomar nuevos contratos para completar la cartera de proyectos", agregó. “La cartera de obras del próximo año es saludable, por lo que la compañía se enfocará en licitar solo por proyectos más rentables”.

Según el CEO, los márgenes de ganancia en proyectos en la cartera son más seguros que en el pasado. La compañía espera vender la unidad Adexus en el cuarto trimestre.

La compañía ha cancelado el proyecto Vía Expresa Sur de la cartera de obras.