Moody's prevé que la facturación de las empresas que participan en el rubro de la moda caerá un 21,5% este 2020. (Foto: Void)
Moody's prevé que la facturación de las empresas que participan en el rubro de la moda caerá un 21,5% este 2020. (Foto: Void)
Redacción EC

La moda en el mundo será la peor parada de todos los sectores del comercio minorista este 2020, así lo señala un informe elaborado por .

La clasificadora de riesgo prevé que la facturación de las empresas que participan en este rubro caerá un 21,5% este 2020 y remontará un 14% el próximo año, 6,8% menos que lo vendido en el 2019, informa el portal .

MIRA: Moody’s pone el foco en la salud de la banca peruana ante incremento de morosidad

En tanto, la rentabilidad se verá todavía más dañada por el uso de los descuentos para estimular las ventas. El resultado bruto de explotación (EBITDA) de las empresas minoristas de moda se hundirá un 45% en 2020 y rebotará un 56,7% en 2021, pero seguirá un 17,5% por debajo de los niveles pre COVID-19.

DESAFÍOS

La moda se enfrenta, además, a sus propios desafíos. A la caída coyuntural de las ventas por el cierre de tiendas y la contracción del tráfico se suman otros cambios coyunturales que afectan particularmente al sector.

Las limitaciones a los eventos sociales, el teletrabajo y un miedo generalizado a salir y socializar continuarán lastrando la demanda de ropa y cambiarán las preferencias de compra de los consumidores”, dice Moody’s.

La agencia también anticipa que la tendencia hacia una ropa más cómoda y deportiva se mantendrá, incluso después de la pandemia, lo que impulsará la recuperación de marcas como Adidas o Nike, a expensas de las que se dedican a hacer ropa más formal.

Otro de los factores que juega en contra del retail es la fuerte expansión del online. “Los márgenes del sector continuarán apretados por el auge del online y los formatos con descuento”, señala el estudio.

REVISA: FMI dice que persistencia de la pandemia nubla recuperación en Latinoamérica

ALIMENTACIÓN

No obstante, para el conjunto del comercio minorista la agencia ha mejorado su perspectiva de negativa a estable a medida que se recupera la demanda.

La alimentación, por ejemplo, aguantará este año, con crecimientos del 2,2% en facturación y del 3,5% en EBITDA, y para 2021 ya estará un 3,3% por encima en ventas y un 6,1% superior en EBITDA respecto a 2019.

Otros operadores de no alimentación sufrirán caídas este año, pero a un solo dígito, y el año que viene también habrán recuperado los niveles precrisis.

Moody’s apunta que las condiciones para ‘retailers’ de no alimentación “se recuperarán gradualmente” en los próximos 12 a 18 meses, aunque el ritmo al que lo harán continúa siendo incierto.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR