Durante el primer semestre del 2020, la colocación de préstamos hipotecarios estuvo lenta porque había mucha incertidumbre, pero a partir del segundo semestre hubo mayor claridad y el fondo de deuda de W Capital comprometió el 100% de su capital. (Foto: GEC)
Durante el primer semestre del 2020, la colocación de préstamos hipotecarios estuvo lenta porque había mucha incertidumbre, pero a partir del segundo semestre hubo mayor claridad y el fondo de deuda de W Capital comprometió el 100% de su capital. (Foto: GEC)
Élida Vega Córdova

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Con un portafolio que maneja US$320 millones a través de 11 fondos, seis de ellos inmobiliarios y cinco de ‘private equity’, W Capital SAFI se prepara para potenciar sus fondos inmobiliarios de renta y deuda con nuevos llamados de capital y nuevos inversionistas.

MIRA: Gobierno amplía plazo para acceder a reprogramaciones de créditos: ¿Cuál es su avance y qué lo frena?

Rodrigo Arróspide, socio inmobiliario de la gestora de fondos, refiere que actualmente los US$14 millones de capital comprometido que tiene su fondo de deuda están totalmente invertidos, por lo que realizarán un nuevo llamado de capital que oscilaría entre US$10 millones y US$14 millones.

MIRA: Créditos hipotecarios: ¿tasas de interés seguirán su tendencia a la baja?

“Aunque el capital inicial (US$14 millones) se reinvierte, vamos a ampliar nuestro fondo de deuda para atraer a nuevos inversionistas y lo captado se materializaría en cinco o seis proyectos adicionales a los ocho que actualmente forman parte de nuestro portafolio”, asegura.

Según refiere, el fondo de inversión de deuda garantizada I (FDG I) de W Capital se destina al financiamiento de terrenos para desarrollo de vivienda y, a la fecha, ya han invertido en la compra de ocho terrenos destinados a un número igual de proyectos residenciales.

Explica que su principal fuente de captación de fondos han sido inversionistas institucionales de Perú y Chile, aunque también están captando family offices peruanas. “A las principales”, aclara.

Al igual que en el resto de sus fondos, el ticket mínimo por inversionista en su fondo de deuda es de US$500.000.

“Definitivamente, vemos espacio para seguir colocando y creciendo con este fondo de deuda durante este año porque se presta para land banking (banco de tierras) y también vemos bastante optimismo de las inmobiliarias para seguir creciendo, mientras que al inversionista le ha dado buena rentabilidad”, afirma.

Y, debido a que los fondos de desarrollo son los “fondos históricos” de W Capital, la gestora también analiza la posibilidad de sumar una séptima apuesta a su portafolio. ¿Cuándo? A partir del segundo semestre tendrían un panorama más claro al respecto.

FONDOS DE RENTA

Con relación a su Fondo de Inversión Privado de Renta 1 (FIPR 1), el ejecutivo estima que en julio tendrán el 100% del capital comprometido (US$32 millones), por lo que también durante el séptimo mes de este año realizarán un nuevo llamado de capital.

MIRA: FMI mantiene proyección de crecimiento del PBI de Perú en 8.5% para el 2021

“Hoy estamos al 80% y prevemos ampliarlo en julio porque estamos en proceso de cierre, pero la ampliación se hace deal por deal y cada vez que sea necesario o conforme aparecen las oportunidades y a partir de US$5 millones, en tramos de cinco en cinco o de diez en diez”, afirma.

Teniendo en cuenta que el FIPR 1 se destina a la compra de activos con flujos estabilizados como oficinas en edificios prime, renta residencial, locales industriales u hoteles, Rodrigo Arróspide detalla que actualmente tienen nueve activos invertidos, la mayor parte en el sector logístico.

“En renta nos enfocamos principalmente en el sector logístico y en activos industriales, pero dada la coyuntura nuestras colocaciones fueron bien cautas y estamos impulsándolas nuevamente, las estamos retomando con mayor intensidad”, añade.

FONDO MIXTO

Sobre el lanzamiento de su fondo mixto de desarrollo hasta por US$100 millones, el socio inmobiliario de la gestora de fondos confirma que se concretará a fines de mayo o de junio y empezarán a invertir en el segundo semestre en proyectos de renta y de venta.

Mientras que del 2022 en adelante, W Capital SAFI no solo se concentrará en consolidarse en los tres productos que han desarrollado (desarrollo, deuda y renta), también apuntarán sus esfuerzos a la “atracción de inversionistas institucionales extranjeros porque la oportunidad de que los fondos de inversión se conviertan en un motor de la economía es enorme y eso se hace con inversión extranjera”, señala.

En ese sentido, confirma que la nueva inyección de capital provendrá de Chile, España y EE.UU., específicamente de family offices y de inversionistas institucionales, con lo que además de convertirse en una oportunidad para “atraer inversión extranjera, también serán una gran oportunidad para el desarrollo de la industria inmobiliaria y hasta para otros sectores”.

Con relación a las inversiones que han realizado a través de sus fondos vigentes, Rodrigo Arróspide resalta que han participado en más de 40 proyectos con 19 empresas inmobiliarias.

Y aunque mantienen la intención de volver a trabajar con sus socios actuales, también lo harán con desarrolladores nuevos pero siempre enfocados en “proyectos de 100 a 200 unidades en Lima moderna y Lima centro, con unidades valorizadas dentro del programa MiVivienda hacia arriba”.

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

Sagasti sobre vacuna de Sinopharm: “Es muy efectiva para impedir la muerte y hospitalizaciones
Sagasti sobre vacuna de Sinopharm: “Es muy efectiva para impedir la muerte y hospitalizaciones