"Para el Perú, por ejemplo, no va a ser suficiente con emprender la recuperación progresiva de la actividad productiva, ni tampoco con liderar nuevamente el crecimiento de la región", señala Marthans (Foto: Difusión)
"Para el Perú, por ejemplo, no va a ser suficiente con emprender la recuperación progresiva de la actividad productiva, ni tampoco con liderar nuevamente el crecimiento de la región", señala Marthans (Foto: Difusión)
/ DIFUSION
Juan José  Marthans

El mundo ya cambió y lo que no se viene observando con claridad es que hay más cambios por venir tras el COVID-19. Estos se harán sentir a escala global sobre los presupuestos, flujos de caja y agendas del frente empresarial. Para el Perú, por ejemplo, no va a ser suficiente con emprender la recuperación progresiva de la actividad productiva, ni tampoco con liderar nuevamente el crecimiento de la región.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más