"Todos los que realizan una actividad comercial o industrial deben pasar por el trámite ante una municipalidad", señala Alejandro Falla.
"Todos los que realizan una actividad comercial o industrial deben pasar por el trámite ante una municipalidad", señala Alejandro Falla.
Alejando Falla

La licencia de funcionamiento es un requisito indispensable para el desarrollo de casi cualquier actividad económica. Desde una peluquería hasta un gran centro comercial requieren de una licencia municipal. Todos los que realizan una actividad comercial o industrial deben pasar por el trámite ante una . Según el INEI, en el 2015 se habrían otorgado 80.879 licencias de funcionamiento. El 37,5% corresponde a licencias otorgadas en Lima.

Las municipalidades se han encargado de hacer el trámite de la licencia engorroso, imprevisible y costoso. Mientras en algunas el trámite puede costar S/17,17, en otras puede llegar a S/289,60. En unas exigen cuatro requisitos; en otras nueve, algunos no previstos en la ley.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Empresas del 2017, al 56% de los encuestados le tomó entre dos semanas y tres meses conseguir una licencia; solo un 31% reconoce haberla obtenido en menos de dos semanas. Según el Doing Business 2020, abrir un negocio en el Perú toma 26 días. Hemos empeorado respecto de la medición anterior (24,5 días). Comenzar un negocio en Kenia demora menos que en el Perú.

Con buen criterio, se ha buscado estandarizar el trámite de la licencia de funcionamiento a nivel de todas las municipalidades, eliminando de paso requisitos innecesarios. No hay razón para que los plazos, requisitos y costos de este trámite varíen dependiendo de cada municipalidad.

En marzo de este año, mediante decreto supremo, se aprobó un TUPA modelo buscando estandarizar 10 procedimientos que debían ser incorporados por las municipalidades en un plazo máximo de cinco días.

Esto fue en marzo. Estamos en octubre. ¿Cuánto hemos avanzado? Solo 30 de 1.843 municipalidades han cumplido con adecuar su TUPA al modelo aprobado por el Ejecutivo. En Lima, solo 26 lo han hecho. Ni siquiera la Municipalidad de Lima Metropolitana ha cumplido con adecuarse.

¿Qué se puede hacer para alinear a las municipalidades? De nada sirve iniciar procedimientos sancionadores a los funcionarios responsables por incumplir el mandato. Con esto solo ganan los abogados y se retrasa la solución al problema. Si no se puede con garrote, mejor con zanahoria.

A los pocos días de haber asumido el cargo, el nuevo Gabinete realizó una reunión entre el Ejecutivo (el presidente, el jefe del Gabinete y la ministra de Economía) y la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE).

Los alcaldes querían más plata. No es novedad. La ministra de Economía anunció el incremento del Presupuesto del Programa de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal de S/600 a S/800 millones en el 2020. Este tipo de fondos y transferencias podría ser usado para incentivar la mejora y estandarización de procedimientos que afectan el desarrollo de actividades económicas. “Si quieres plata, ajusta el TUPA al modelo”. Como dice mi padre, “por la plata baila el mono”. No le falta razón.

TAGS RELACIONADOS